17 Jul 2021 - 2:55 a. m.

Contraloría inicia actuación fiscal contra el Acueducto de Bogotá

Por la demora en obras de ampliación en una de las plantas de tratamiento de agua más importantes de la capital, el ente de control inició un seguimiento especial a la empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá.

La planta de tratamiento Francisco Wiesner, ubicada en La Calera, potabiliza el agua que consume el 70 % de los habitantes de este municipio y de Bogotá. Para aumentar este porcentaje, en 2018 se comenzaron las obras de ampliación que deberían haber terminado en mayo de 2020, por esta demora la Contraloría de Bogotá inició acciones de vigilancia a la empresa de Acueducto y Alcantarillado (EAAB).

Esta planta también se encarga de tratar el recurso hídrico que llega del municipio de Chingaza, por lo que las obras de ampliación de las unidades de filtración de la planta de tratamiento permitirían aumentar la capacidad de agua tratada de 14 a 21 metros cúbicos por segundo. Esto permitiría el incremento en la oferta de agua potable en los municipios aledaños; el aumento en la capital sería de 2,71 metros cúbicos por segundo.

Lea: Con ‘bonos verdes’, Acueducto financiará proyectos sostenibles en Bogotá.

Le puede interesar: Acueducto de Bogotá modifica los trámites para urbanizadores y constructores.

“Vamos a instalar una mesa de seguimiento a la obra y evaluaremos si los elementos hallados son suficientes para abrir una indagación preliminar. Aunque el suministro de agua potable está garantizado, la obra permitirá ampliar dicha capacidad en beneficio de las necesidades de los bogotanos y los residentes de municipios vecinos”, afirma el contralor de Bogotá, Andrés Castro Franco.

El consorcio encargado de la obra es EPIC PTFW, el cual está integrado por Ecman Engenharia (empresa brasilera que tiene el 45 % de participación); proyectos de Ingeniería y Servicios para el Medio Ambiente Ltda. (30 %) e Ingecol S.A. (25 %). La Dirección de Reacción Inmediata (DRI) de la Contraloría investiga la falta de avance en la ejecución del proyecto que se pausó en febrero de este año.

Lea también: Así será la apuesta ambiental con el nuevo POT en Bogotá.

El valor final del contrato es de $93.000 millones y la interventoría, de $9.000 millones. A la fecha, se han girado $53.000 millones. Sin embargo, los trabajos tienen un avance físico del 40 %, dicho porcentaje debería estar en el 81%.

Comparte: