3 Aug 2020 - 4:59 p. m.

Personería denuncia que EPS supendió tratamiento de niño con cáncer por falta de cobertura

Según el ministerio público, tras la emergencia sanitaria el padre del menor de cinco años, que padece de leucemia linfoblástica aguda, quedó desvinculado laboralmente, lo que conllevó a que la EPS retirara el servicio desde abril.
La tutela de la Personería permitió que el juzgado ordenara atenderlo en forma inmediata con los recursos de la caja de compensación.
La tutela de la Personería permitió que el juzgado ordenara atenderlo en forma inmediata con los recursos de la caja de compensación.

A través de una tutela, la Personería de Bogotá ordenó que se restablecieran los derechos a la salud a un menor de cinco años que padece de leucemia linfoblástica aguda, debido a que, desde abril, la EPS a la que está vinculado como beneficiario de su padre, suspendió su tratamiento por falta de cobertura y quedó sin atención médica durante tres meses.

Lea: Por automedicarse, 173 personas en Bogotá sufrieron de intoxicación

Según el organismo, el padre del niño se quedó sin empleo y por ende, quedó desvinculado del servicio médico. Además, asegura que, pese a que los recursos para la atención integral estaban garantizados bajo el auxilio de “protección al progenitor cesante”, la EPS negó el trámite de traspaso del menor al régimen subsidiado. Es decir, que no se agotó la posibilidad de atenderlo con la ayuda que deben dar las cajas de compensación.

Con la sentencia impartida, que fue apoyada por el juzgado 23 penal de Bogotá. se ordenó a Famisanar autorizar los medicamentos y valoración médica oncológica, en virtud a la urgencia de atender enfermedad del niño, y advirtió que los padres del niño deben radicar ante la EPS la carta de ayuda al cesante entregada por la caja de compensación para que se proceda de manera inmediata a reactivar los todos servicios de salud.

Lea: Con hornos crematorios a tope, Bogotá iniciará inhumación de cuerpos

“Para el organismo de control, la postura asumida por la EPS evidencia una falta grave contra los derechos fundamentales del niño, al negarle la prestación del servicio, interrumpiendo su tratamiento sin tener en cuenta su estado de salud y sin agotar los protocolos establecidos en el marco legal”.

Por esta razón, hizo un llamado a las instituciones prestadoras de salud para que garanticen desde el punto de vista humano la atención adecuada y de calidad a sus usuarios, en especial durante la emergencia sanitaria.

Comparte: