Redacción Cromos / 17 Sep 2021 - 3:14 p. m.

¿Sabías que el cerebro es el órgano sexual más poderoso? Conoce el sexfulness

Mucho hemos escuchado del Mindfulness en estos años. Aquí te contamos de qué se trata el sexfulness y por qué deberías practicarlo.
Una experta nos cuenta de qué se trata esta técnica de meditación para conectar con nuestro lado erótico.
Pixabay

¿Has escuchado acerca del mindfulness? En esta ocasión, te explicaremos qué es el sexfulness y cuál es su importancia. En entrevista con la Revista Cromos, la sexóloga, escritora, speaker e instructora de mindfulness, Valeria de la Espriella, nos explica de qué se trata este concepto, cómo surgió, por qué es importante practicarlo y qué recomendaciones debes tener en cuenta al momento de hacerlo.

Te puede interesar: 6 juegos sexuales para salir de la rutina con los que no saldrás la habitación

Te invitamos a leer más contenidos como este aquí

¿Qué es sexfulness y cómo surgió?

Valeria de la Espriella (VDLE): “El sexfulness es una variación del Mindfulness que traduce ‘atención plena’. Esta es una práctica en la que entrenamos nuestra mente para que sea consciente del momento presente. Proviene del budismo, mas no posee un tinte religioso, sino que se utiliza la meditación por las ventajas terapéuticas que tiene. Esta eficaz herramienta fue introducida a finales de los años setenta por Jon Kabat –Zinn, un médico que luego de realizar diferentes investigaciones sobre la relación de la mente y el cuerpo en la salud, comprobó muchos de los beneficios de esta técnica para personas con altos niveles de estrés y personas con dolores crónicos.

Debido a que estamos expuestos a gran cantidad de estímulos internos (pensamientos, recuerdos) o externos (Internet, la cotidianidad) podemos ir del pasado al futuro de manera constante y esto hace que sea complicado enfocarse en el presente y disfrutar lo que se tiene en frente. Por ejemplo, estás de vacaciones en una playa paradisíaca y aunque tu cuerpo está presente, tu mente está pensando en la cantidad de trabajo que le espera en unos días.

Esto no te permite deleitarte de la brisa marina, del atardecer, o de la buena compañía. Así que el Mindfulsex o Sexfulness es la atención plena aplicada al plano erótico y sexual. A veces nos llenamos de pensamientos distractores: “tengo que llegar al orgasmo”, “será que sí le gusta lo que estoy haciendo”, “no soy tan atractiva”, “se me está viendo el gordito”, “se me olvidó pagar el recibo de la luz”, “mañana tengo que contestar aquel correo”, entre otros cientos de recuerdos, imágenes anticipatorias y estados mentales, que nos llevan a desconectarnos del placer y afectan la respuesta sexual”.

¿Cómo se practica el sexfulness?

VDLE: Es un entrenamiento similar a cuando vas por primera vez al gimnasio, al principio no serás muy hábil, pero poco a poco a través de la practica sentirás los resultados. Es porque nuestra mente lleva mucho tiempo distraída, así que es lógico que nos costará trabajo focalizarnos, al menos las primeras veces.

Esta práctica viene de la meditación, pero no es lo que muchas personas creen, como poner la mente en blanco y detener mágicamente los pensamientos. Más bien, supongamos que estás sumergida en un rio y te vas detrás de cada pez, piedra, rama o cualquier cosa que ves en él, la consecuencia es que después de un rato vas a sentir estrés y cansancio por ir de un lado a otro. Cuando empiezas a practicar regularmente Mindfulness es como si te sentaras en la orilla y vieras pasar el rio sin necesidad de perseguir todo lo que se mueve con la corriente.

El primer paso es practicar la respiración atenta, enfocarnos en el aire que entra y sale de nuestra nariz, y si nuestra mente se distrae, volvemos amorosamente a la respiración. Luego empezamos a observar cómo nuestro cuerpo también fluye al compás de la respiración, los hombros suben y bajan, el pecho se expande y se encoje. Podemos empezar haciendo este ejercicio por unos pocos minutos al día, y a medida que vayamos experimentando más enfoque, podemos extender el tiempo de la relajación.

Un siguiente paso es el autoconocimiento y la aceptación, observando los prejuicios, las culpas y todos esos pensamientos que surgen cuando intentamos dar o recibir placer. No se trata de resistirnos o luchar sino de reconocerlos y gradualmente quitarles poder, es decir, dejar de engancharnos en ellos.

Lee también: ¿Ya las conocías? 10 posiciones sexuales que puedes probar en pareja

Otro paso es conectarse con las sensaciones y con el presente en actividades placenteras, saborear lentamente una comida que nos guste mucho, siendo conscientes de los sabores, olores, texturas. Escuchar nuestra canción favorita prestándole atención a la voz, a los instrumentos y las emociones que nos genera. Como si no existieran más tareas en nuestra vida que conectarnos al disfrute y desconectarnos del celular.

Hacer ejercicios eróticos con nosotras mismas o con la pareja, por ejemplo, con caricias, besos o masajes, y cuando sientan que la mente se va para otro lugar, enfocarse de forma tranquila en la respiración y concentrarse en el placer del masaje o el beso que se está experimentando”.

¿Por qué es importante hacerlo?

VDLE: El cerebro es el órgano sexual más poderoso, y cuando está tranquilo sin ruidos, o sea en ‘modo Alpha’ hay una predisposición al placer. Además, se disminuyen los niveles de cortisol que es la principal hormona del estrés y aparecen neutrotransmisores como la dopamina que favorecen al encuentro erótico.

Con el sexfulness dejamos de estar en piloto automático y se minimizan las interferencias internas o externas, lo que nos permitirá focalizarnos en nuestros sentidos: vista, olfato, gusto, oído y tacto. Esto genera varios beneficios como incremento del deseo, mayor excitación, orgasmos intensos, comunicación erótica y corporal más fluida, entre otros”.

¿Qué recomendaciones se deben tener en cuenta?

VDLE: “- En caso de sospechar que se tiene una disfunción sexual (trastorno de deseo, eyaculación precoz, entre otras) es clave acudir donde un profesional en sexología. El Mindfulness no es el reemplazo de una consulta médica o psicológica, pero si es un excelente complemento para la terapia sexual y demás tratamientos, pero sobre todo buen hábito para implementar en la vida diaria que repercutirá de forma positiva en la salud física, mental y emocional.

Lee también: ¿Qué es un fetiche y cómo saber si tengo uno?

- Aunque en internet se encuentran videos y audios con diferentes ejercicios que la persona puede realizar en casa si así lo desea, lo recomendable es buscar cursos o instructores de Mindfulness que ofrecen su experiencia y el acompañamiento durante el proceso de aprendizaje.

-Recordar que si nos orientamos a objetivos sexuales se genera una presión innecesaria, porque surge la angustia como si estuviéramos haciendo un examen, así que lo importante es dejarse llevar, soltar y reconectarse con placer sin la expectativa de un resultado”.

Comparte: