Frustrado, sin lograr ningún título, Lionel Messi renuncia a la selección de Argentina

"Se terminó para mí la selección", fueron las palabras del astro del Barcelona tras la tercera final consecutiva en la que Argentina se fue con las manos vacías.

Lionel Messi falló el primer cobro de su selección. / AFP

El capitán de la selección de Argentina sorprendió a propios y extraños cuando en la zona mixta ante los micrófonos del canal deportivo TyC Sports anunció lo que para muchos es una renuncia al combinado de su país.

"Se terminó para mí la selección, son cuatro finales. No es para mí. Lamentablemente lo busqué, era lo que más deseaba, no se me dio, y creo que ya está”, fueron las palabras de un afligido Messi.

Durante el partido la ‘Pulga’ fue el que más insistió, pero lastimosamente para él y su equipo no pudo conseguir la victoria tras caer nuevamente ante Chile, como hace un año, desde los doce pasos. Justamente el astro argentino tenía la responsabilidad del primer cobro. Arturo Vidal ya había fallado el de él y Messi podía poner en ventaja a la albiceleste. Sin embargo, el cobro se iba por encima del larguero y la tanda continuaba 0-0.

Pero los penales son una lotería, en esta instancia todos son terrenales y cualquiera puede convertirlos o bien fallarlos. En donde Messi sí es de otro planeta es con la pelota en el terreno de campo. Es el mejor jugador del mundo y uno de los mejores de la historia del fútbol, puso un antes y un después en este deporte desde de que se vistió por primera vez con la camiseta blaugrana aquel 16 de octubre de 2004.

A partir de ahí inició una era de triunfos, campeonatos, goles, asistencias y records. Especialmente records, pues hoy en día es dueño absoluto de varios, dejando atrás nombres que en su momento fueron leyenda. Messi es el máximo goleador en la historia de la liga española, de la Champions, del Barcelona, de la selección argentina, en una temporada en competiciones oficiales, de los clásicos ante el Real Madrid, del derbi ante el Espanyol, máximo anotador de hattricks en España, el jugador con más balones de oro, entre otras marcas que perduraron por años y parecía que estaban predestinas a ser quebradas por el rosarino.

He aquí la dicotomía

Cansado de dar vueltas con el Barcelona, en donde suma hasta ahora 28 títulos, cada vez que cruzaba el atlántico se enfrentaba con una realidad muy diferente. Debido al problema de crecimiento que sufrió en su niñez, no pudo debutar en su amado Newell's Old Boys de Rosario, pues el club no tenía como pagarle el costoso tratamiento, por lo cual su familia decide tocar las puertas del Barcelona y este lo recibe con tan sólo 13 años de edad. Por lo cual, en su país natal, Argentina, al comienzo era un total desconocido, ya con los años y cuando todo el mundo conocía el apellido de Messi, aun así, en territorio gaucho seguían siendo hostiles y exageradamente críticos con el astro.

Se decía de todo: “no canta el himno porque no se lo sabe”, “nunca aparece en los momentos decisivos”, “sólo hace goles en amistosos”, “mejor que se quede jugando en Barcelona”, y ante la eterna comparación con Maradona, Lio salía derrotado por goleada.

Y es que a Messi además de exigirle como al mejor de todos, en Argentina le achacaban un problema del cual él no es responsable, pero sí lo vivió en carne propia. Este son los 23 años que la albiceleste no puede alzarse con un título en la selección absoluta. El rosarino debutó en un torneo oficial con las mayores hace 11 años durante las eliminatorias para el Mundial de 2006, con José Pékerman como técnico, e hizo parte hasta este domingo de aquellas frustraciones gauchas, las más dolorosas, los cuatro subcampeonatos: Copa América 2007, 2015, 2016 y Mundial 2014.

Por eso, un hombre que ya no sabe que más pueda ganar de forma individual y grupal con su club, no ha podido ganar un solo trofeo con su selección. Muy lejos está el Mundial Sub20 2005 y el oro en los Olímpicos de Beijing 2008. No es lo mismo si no es con la absoluta. Así es este deporte, existen millones de jugadores que darían la vida por si quiera disputar alguna final en sus carreras. Pero con Messi eso no cuenta, el mismo fútbol le ha puesto como condición que mientras no gane algo vestido con los colores de su país, no será lo mismo.

Lo peor es que él lo sabe, por eso después de la derrota por penales de este domingo en la final de la Copa América Centenario ante chile, dijo lo que dijo. “Creo que es por el bien de todos. Ya nadie se conforma con llegar a las finales y no ganarlas, mucho menos nosotros. Y creo que sí, la decisión ya está tomada. Ya está, ya lo intenté mucho, no se dio que fuera campeón con argentina. Todo indica que no es para mí”, reflexionaba la ‘Pulga’.

Ante el interrogante: ¿Crees que vas a volver a vestir la camiseta de Argentina?, la respuesta fue contundente: “creo que no”. Y es que durante las siguientes declaraciones la frase más repetida del ‘10’ fue: “ya está, creo que no se dio, y ya está”. Así que todo parece indicar que Lionel Messi a sus 29 años -recién cumplidos- le pone fin a una relación inexplicable en la historia del deporte rey.

Todo apunta a que no será el único, el más significativo sí, pero lo ocurrido ante los micrófonos este domingo puede ser nada más y nada menos que un efecto domino en la selección albiceleste, pues desde Argentina se habla con mucha fuerza que detrás de Messi irían Javier Mascherano, Sergio Agüero y demás jugadores.

Toda una tormenta que pegó con fuerza en uno de los mejores combinados del mundo, pero que no sería nada descabellado después de las palabras del propio Agüero, “Bastantes jugadores de esta camada no van a continuar, después de esto uno tiene que pensar qué sigue”, decía el delantero del Manchester City, quien de paso le sumaba el problema deportivo a un futuro incierto en el fútbol argentino, que de por sí antes del certamen, en lo administrativo no sabía cuál iba a ser su camino, pues todo parece indicar que la FIFA intervendrá a la AFA.