Publicidad
5 Aug 2022 - 11:43 p. m.

Empleo en Estados Unidos volvió a nivel prepandemia: ¿qué implica para la economía?

El mercado laboral estadounidense creció sólidamente en julio, mostrando una fortaleza inesperada en un momento en el que las medidas para contener la inflación podrían generar una recesión.
La economía de Estados Unidos recupera puestos de trabajo.
La economía de Estados Unidos recupera puestos de trabajo.
Foto: Archivo

La tasa de desempleo y el número de puestos de trabajo volvió al nivel de febrero de 2020, justo antes de que la economía se viera duramente afectada por el covid-19 La tasa de desempleo bajó 0,1 puntos porcentuales, hasta el 3,5 %, y así volvió a su nivel previo a la pandemia, que era el más bajo en 50 años, según informó este viernes el Departamento de Trabajo.

En julio, la mayor economía mundial creó 528.000 puestos de trabajo, el doble de lo previsto, mientras que la creación de empleo en mayo y junio fue superior a lo anunciado, con 386.000 y 398.000 puestos, respectivamente.

Lea también: Economía de EE.UU. se contrae en el segundo trimestre y alimenta dudas de recesión

“El crecimiento fue generalizado, liderado por la creación de empleos en los sectores de ocio y hospitalidad, servicios profesionales y comerciales y atención médica”, señaló el Departamento de Trabajo.

Los datos del mercado laboral son una buena noticia para el presidente Joe Biden, a pocos meses de unas elecciones legislativas cruciales para su mandato. “Es el resultado de mi plan económico”, dijo Biden en un comunicado tras el informe laboral. “Queda trabajo por hacer, pero el informe sobre el empleo de hoy muestra que estamos haciendo buenos progresos”.

La salud del mercado laboral está siendo examinada muy de cerca en Estados Unidos, en tanto su deterioro podría señalar que una recesión se aproxima. Para algunos, la fuerte creación de empleo registrada en julio avala los argumentos del Gobierno sobre la fortaleza del mercado laboral y rebate los augurios de una recesión en la primera economía del mundo.

Lea también: Así afecta a Colombia una posible recesión económica de Estados Unidos

Transición

La economía estadounidense se ha contraído en los últimos dos trimestres. Sin embargo, numerosos economistas, así como la administración Biden, aseguran que no está en recesión.

Destacan en especial la solidez del empleo, ya que los empleadores estadounidenses se han enfrentado a una escasez de trabajadores durante meses.

La portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, trató de preparar el terreno el jueves para una creación de empleo más débil que antes. Durante su conferencia de prensa diaria, Saint Pierre dijo que la economía estadounidense está “en transición” hacia un crecimiento menos fuerte, pero más estable.

“Y durante esta transición”, agregó, ya no se debe esperar el récord de puestos de trabajo registrado todos los meses, de unos 500.000 o 600.000 puestos de trabajo. “Esperamos estar más cerca de los 150.000 empleos (creados) por mes”. Se trataría, afirmó, de “una señal del éxito de esta transición”.

“La Fed mirará estos datos (del empleo), y si bien tal vez hagan su trabajo un poco más difícil, por otra parte, les darán un margen de maniobra suficiente para reducir la inflación sin causar un daño indebido”, dijo este viernes la asesora económica de la Casa Blanca, Cecilia Rouse.

Rouse respondía así a los temores de algunos economistas de que la excepcional robustez del mercado laboral contribuya a mantener elevada la inflación, que fue del 9,1 % en junio, obligando al banco central estadounidense a seguir subiendo los tipos de interés para tratar de poner freno al histórico aumento de los precios de consumo.

Lea: ¿La economía de Estados Unidos puede resistir tasas de interés más altas?

Rouse defendió además que la mayoría de las medidas que Biden se plantea para reducir la inflación, como una cancelación temporal del impuesto federal a la gasolina, requerirían la aprobación del Congreso, por lo que urgió a los legisladores a aprobar la Ley de Reducción de la Inflación que comenzará a debatirse, previsiblemente, este sábado en el Senado.

La Administración de Biden suele referirse a la fortaleza del mercado laboral como ejemplo de que la economía estadounidense no se encuentra en recesión, a pesar de que cada vez son más los economistas que temen que la vuelta a una política fiscal restrictiva lleve a una contracción de la mayor economía del mundo.

”Tenemos un mercado laboral muy firme y muy sano, y ese es uno de los principales componentes para determinar si la economía se encuentra en recesión”, defendió la asesora.

Renuncias

Esta semana se observaron los primeros signos de desaceleración. El número de vacantes cayó en junio pasando por debajo de los 11 millones por primera vez en siete meses, según datos de la Oficina de Estadísticas (BLS) publicados el martes. Pero las renuncias siguieron siendo masivas.

Las solicitudes semanales de desempleo, un indicador del nivel de despidos, comenzaron a su vez a aumentar nuevamente a fines de julio, alcanzando su promedio más alto en cuatro semanas desde noviembre.

Las solicitudes de desempleo alcanzaron por su lado un mínimo histórico en marzo, pues los empleadores dudan en despedir trabajadores debido a la grave escasez de mano de obra.

En total, 1,4 millones de personas recibieron prestaciones por desempleo en Estados Unidos a mediados de julio. En el mismo mes del año pasado sumaban 13 millones.

💰📈💱 ¿Ya te enteraste de las últimas noticias económicas? Te invitamos a verlas en El Espectador.

Síguenos en Google Noticias