Publicidad
28 Sep 2021 - 2:48 p. m.

¿Quién es Carmen Ligia Valderrama, nueva ministra de las TIC?

La abogada se venía desempeñando como viceministra de Transporte. También fue superintendente de Transporte, superintendente delegada para la protección del consumidor y secretaria general de la Superintendencia de Industria y Comercio.
Ligia Valderrama, nueva ministra de las TIC.
Ligia Valderrama, nueva ministra de las TIC.
Foto: Tomada de Twitter

El presidente Iván Duque anunció por medio de su cuenta de Twitter que nombró a Carmen Ligia Valderrama como el nueva ministra de las TIC en reemplazo de Karen Abudinen, quien renunció el 9 de septiembre después de que se conociera que el presidente Iván Duque le pidió retirarse del cargo. Su renuncia se dio en medio del escándalo por el contrato otorgado a Centros Poblados, en el que están comprometidos casi $70.000 millones.

Ligia Valderrama Rojas, según su perfil de Presidencia de la República, es abogada de la Universidad Externado de Colombia, especialista en Derecho de los Negocios del mismo claustro universitario y cuenta con un magister en Derecho Empresarial del Centro europeo de Estudios y Formación empresarial Garrigues & Andersen, en Madrid, España.

Valderrama se venía desempeñando como viceministra de Transporte. Además, fue superintendente de Transporte, superintendente delegada para la protección del consumidor y secretaria general de la Superintendencia de Industria y Comercio.

De acuerdo con el presidente, Valderrama es experta en administración pública, supervisión y vigilancia, derecho contractual y competencia. Se ha desempeñado como funcionaria de la UNCTAD, es profesora de la Universidad Externado y tiene más de 20 años de experiencia en derecho de los negocios y gestión pública.

También ha representado al país ante organizaciones y foros internacionales en materia de protección al consumidor en la OECD, OEA, UNCTAD, ICPEN y FIAGC.

“Le he dado la instrucción de sacar adelante todos los proyectos de conectividad en marcha, avanzar en la formación de los 100.000 programadores, llevar internet de alta velocidad al 70 % del país en agosto de 2022 y avanzar en la consolidación de una economía y gobierno digital”, aseguró el mandatario mediante su cuenta de Twitter.

El presidente también aseguró que la nueva ministra TIC “tiene la tarea” de apoyar la labor de todos los organismos de control para llevar hasta las últimas consecuencias a quienes de manera fraudulenta querían desfalcar al Estado.

Le puede interesar: Error 404: en el corazón de los Centros Digitales del Mintic

Vale la pena recordar que Karen Abudinen llegó al Ministerio de las TIC a finales de abril de 2020, cuando el presidente Duque la escogió para reemplazar a la saliente ministra Sylvia Constaín. Abudinen es una abogada barranquillera que se inició como auxiliar en la Corte Constitucional y luego fue consultora del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) entre 2002 y 2008. Allí conoció al presidente Iván Duque, quien también se desempeñaba como consejero.

Posteriormente, trabajó en el Banco Mundial, desde donde se acercó al sector público con énfasis en América Latina y el Caribe. Pasados dos años, regresó a Colombia y dirigió la fundación Nu3, dedicada a la erradicación del hambre y la disminución de la pobreza.

Este cargo fue la plataforma que le permitió dar un salto a la Secretaría de Gestión Social de la capital del Atlántico, que en ese entonces dirigía la exalcaldesa y hoy gobernadora Elsa Noguera.

En abril de 2020, Sylvia Constaín renunció al Ministerio de las TIC en medio de controversias relacionadas con la firma del contrato del dominio .co (aquel que identifica a Colombia en internet) y luego de una accidentada subasta del espectro electromagnético.

Cuando se confirmó la salida de Constaín, Duque nombró a Karen Abudinen como ministra de las TIC. “Es una persona que tiene un gran sentido social desde la política pública”, afirmó el mandatario en ese momento.

La ministra prometió “trabajar sobre lo construido, pero también trabajar incansablemente por la equidad para conectar a Colombia y sus regiones, sobre todo en las zonas rurales”, según dijo en su cuenta de Twitter.

Le sugerimos leer: Mintic ha venido errando sistemáticamente: representante de Centros Poblados

Actualmente, Abudinen está envuelta en un escándalo por la adjudicación de un millonario contrato a la unión temporal Centros Poblados, que se comprometió a conectar a más de 7.000 escuelas rurales a internet. La unión temporal recibió un anticipo por $70.000 millones y está en el ojo del huracán por haber presentado una garantía bancaria falsa para ganar la licitación.

Lea también: Renuncian funcionarias que participaron en la adjudicación a Centros Poblados

La controversia llevó a Abudinen a enfrentarse a una moción de censura en el Congreso. Además, la Procuraduría anunció una investigación contra la ministra para determinar las posibles responsabilidades disciplinarias en las que incurrió al otorgar el millonario anticipo.

Su viacrucis en la Cámara de Representantes:

Por cuenta del destape de Centros Poblados, Karen Abudinen, como ministra, tuvo que enfrentar primero un debate de control político, y luego uno de moción de censura. Este último lo citaron los partidos de oposición en la Cámara de Representantes y fue llevado a cabo el pasado 3 de septiembre. Como era de esperarse, los partidos de gobierno y algunos congresistas de otras colectividades la respaldaron. Sus argumentos en ese sentido se concentraron en la idea de que Abudinen sí cumplió con su misión como jefa de la cartera al caducar el contrato con Centros Poblados. Por otro lado, la oposición insistió en que su falla, entre otras cosas, fue omitir las advertencias hechas al contrato antes de que este fuera firmado.

En contexto: “¿Por qué no me denunció antes?”: Benedetti responde a acusaciones de Abudinen

En esa exposición de argumentos, brilló la intervención del representante uribista Gabriel Santos. Contrario a lo que dijeron sus copartidarios, Santos reiteró que si bien no podía violar la ley de partidos que lo obligaba a hacer caso a la posición que tomara la colectividad en este caso, sí consideraba que Abudinen se había equivocado y que debía renunciar para hacerse responsable del escándalo que dejaría a miles de niños sin internet en las zonas rurales y apartadas. Esta postura, y otros encontrones, le generaron a Santos problemas al interior de la organización política de derecha.

Luego de esa sesión, la Cámara tenía 10 días para programar la cita que convocaba a los parlamentarios a votar la moción de censura. Sin embargo, la ministra Karen Abudinen renunció a su cargo el 9 de septiembre, alegando siempre su inocencia y reiterando que hizo lo que le correspondió. Lo hizo en medio de un partido de la Selección Colombia, hecho que generó repudio en las redes sociales.

El hecho fue para muchos legisladores de la oposición un triunfo político, pues si bien la moción de censura nunca ha surtido efecto para sacar a algún funcionario del cargo, esta es la segunda vez que un ministro renuncia antes de votarse una moción en el gobierno del presidente Iván Duque. El primero fue el mindefensa Guillermo Botero y ahora se sumó a la corta lista Karen Abudinen.

A pesar de su renuncia, la Cámara decidió el 10 de septiembre votar la moción de censura. A pesar de que se impuso el sí en contra de la ahora exministra, no se logró el mínimo de votos positivos para que se aplicara la censura en contra de la hasta ayer responsable de la cartera de las TIC. Fue una sesión que le criticaron fuertemente a Jennifer Arias, la presidenta de la Cámara: la oposición aseguró que esta no dio garantías para votar.

Aunque Abudinen está fuera del gabinete presidencial, el torbellino político por Centros Poblados aún no para. Es más, está salpicando a parlamentarios. El proceso judicial avanza, no sin que empiece a temblar el Congreso por cuenta de las llamadas que algunos legisladores le hicieron a Abudinen para hablar del contrato con la mencionada Unión Temporal. Hasta ahora, uno de los más fuertes y frontales personajes en responder a las acusaciones ha sido el senador Armando Benedetti, de Colombia Humana. Benedetti ha trinado en reiteradas ocasiones para decir que no lo involucren en este escándalo pues, asegura, no tiene nada que ver.

Tras los señalamiento que le hizo la exministra de las TIC, el senador enfatizó que jamás habló con ella sobre temas relacionados con el controversial contrato con Centros Poblados. También cuestionó que le estén haciendo acusaciones sin denuncias o pruebas, por lo que a su juicio lo único que buscan es “desviar la atención”.

Síguenos en Google Noticias