Está nominada en el E! People’s Choice Awards 2020

Daniella Álvarez, la responsabilidad de inspirar

Noticias destacadas de Gente

El mensaje que publicó contando que le tenían que amputar el pie izquierdo le hizo entender que muchas personas tienen heridas por sanar. Desde entonces, envía contenidos motivacionales y por eso está nominada en los premios estadounidenses en la nueva categoría Influenciador latino del año 2020.

“Siempre soñé con ser una coach espiritual o de empoderamiento”, dice Daniella Álvarez, quien por estos días transforma su faceta de empresaria, pues, además de tener un almacén de ropa, ofrece charlas motivacionales.

“Saber que luego de lo que me pasó puedo llevar un mensaje a muchas personas ha sido muy gratificante”, recalca.

En mayo pasado a Daniella Álvarez le cambió la vida por completo. Ingresó al hospital para someterse a una intervención quirúrgica “sencilla” y un mes después tuvo que enfrentarse a la amputación del pie izquierdo. (Le recomendamos: Marcela Carvajal debuta en el teatro virtual).

En un video publicado en su cuenta de Instagram el 12 de junio, la exseñorita Colombia explicó que la operación en la que le retiraron una masa alojada en el abdomen se complicó y la aorta se le cerró. La cirugía que los médicos realizaron para reconstruir con un injerto la arteria no funcionó y en una tercera intervención lograron “controlar la situación”. Sin embargo, todo ese proceso causó una isquemia y Daniella Álvarez tuvo que someterse a la amputación.

El video en el que contó todo este proceso supera los 14 millones de reproducciones e hizo que los organizadores de los E! People’s Choice Awards la nominaran en la categoría Influenciador latino del año 2020.

En estos premios, creados en Estados Unidos en 1970, es el público el que escoge a sus personajes favoritos en las industrias del cine, la televisión o la música; y este año, por primera vez, tienen este apartado dedicado a celebridades latinas, entre las que se encuentran el colombiano Juan Pablo Jaramillo y los mexicanos Nath Campos y José Eduardo Derbez.

“Un día cualquiera subí un video con el que logré impactar el corazón de muchas personas y mi historia se fue esparciendo por otros países. Fueron ellos (los seguidores) los que llegaron a mí… No lo esperaba porque fue un video que genuinamente subí para contarles que tenían que amputarme”, recuerda.

Actualmente, la expresentadora de Desafío Súper Regiones tiene casi tres millones de seguidores en Instagram, una cifra importante que la motiva a tener cuidado con las publicaciones, por lo que desde ese momento se dedica a enviar mensajes motivacionales, comentar cómo va su recuperación o compartir momentos vividos junto a su familia y su pareja, el actor Lenard Vanderaa. (Le puede interesar: Con este corto, una pareja de colombianos compite en los premios JCSI Young Creatives Awards).

“Ahora entiendo que la gente me sigue porque yo inspiro y mi responsabilidad es inspirar a las personas que lo necesitan, porque en el mundo todos sufrimos, no necesariamente por amputaciones, sino por heridas emocionales, por separaciones o porque perdimos a alguien importante”, explica.

En la cultura digital, las personas son catalogadas como influencers, youtubers o instagramers según el número de seguidores o el poder que tienen para enviar un mensaje comunicativo, especialmente ligado al mercadeo o la publicidad.

Para lograr destacarse en ese mundo virtual tan competitivo hay unas reglas que permiten alcanzar el éxito, como lo son publicar una foto o video cada cierto tiempo, mejor si son selfies, exhibir un poco de piel, algún talento o generar controversia.

Daniella Álvarez usa su red social para exhibir productos de su marca, otros tantos patrocinados o su afición al baile, aunque en los últimos meses las publicaciones se enfocan en sus procesos de recuperación.

Esta semana, por ejemplo, viajó por primera vez desde la operación a la playa y tuvo contacto con el mar, algo que quería hacer desde hace mucho tiempo, pero que le generaba en cierta forma ansiedad porque no sabía qué sentimiento le iba a generar o si lo iba a disfrutar como antes. Según un video, el reencuentro no pudo ser mejor.

“Actualmente lo que muestro son mis heridas. Las heridas de mi abdomen y de mi muñón… heridas que voy a cargar para siempre, que van a ir conmigo a todas partes y que son bonitas”, admite.

Y no se refiere solo a la parte física, pues la resiliencia está presente en los posteos que comparte sobre la cantidad de medicina que tiene que tomar, las terapias, la adaptación a las muletas y los bailes que protagoniza generalmente con su hermano.

“Si todas las personas que vivieran un momento como el mío tuvieran ese apoyo que he tenido, créanme que todo se vuelve tan ligero, más fácil y eso lo tengo que agradecer”, dice respecto a los mensajes que recibe de sus seguidores.

Además de los fans, en estos meses Daniella Álvarez se ha refugiado en su familia, su pareja y en Dios, de quien dice que le da la fuerza para entender por qué y para qué está viva. (Puede leer también: Premio Arte Joven se fortalece con exposición virtual).

Para ella, los momentos duros son los que forjan el carácter y todo lo que constituye un ser humano. Por eso, prefiere ver este 2020 como el año que le enseñó que trabajando en su ser es la única forma que puede asumir las dificultades con fuerza.

Todo lo aprendido lo está compartiendo en sus charlas motivacionales, pero próximamente lanzará un libro y creará, junto a su familia, una fundación para apoyar a las personas que tienen discapacidades y necesitan prótesis.

“Lo que sigue es ayudar al prójimo. Tal vez tuve que perder algo para poder enseñarles a muchos y… pues… es una dicha”, concluye.

Comparte en redes: