¿Qué se necesita para empezar una huerta en casa?

Noticias destacadas de Especiales

La recomendación principal es iniciar la construcción de la huerta casera sembrando plantas aromáticas como la yerbabuena, en espacios que tengan luz solar suficiente.

Una de las tendencias que vienen en crecimiento gracias a la pandemia es la de las huertas caseras, que son pequeños espacios en el hogar, ya sea un balcón, terraza o jardín, para cultivar hortalizas y leguminosas. La razón por las personas han generado el interés hacia esta actividad no solo es que es un modo de pasar el tiempo libre en aislamiento, sino que es fácil de desarrollar, requiere de pocas herramientas y contribuye con el medio ambiente.

De hecho, según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), cultivar su propia huerta trae beneficios relacionados a la salud mental, al ser vistos como un espacio de relajación y conexión con la madre tierra.

Por su parte, Tatiana Vera, bióloga de la Universidad Javeriana, asegura que es una gran posibilidad para diversificar la alimentación, ya que permite elegir qué cultivar e incluir algunas plantas que no se consumen frecuentemente. Asimismo, la experta explicó las claves para empezar una huerta casera y las diferentes técnicas que se pueden usar.

El primer paso es elegir un espacio que tenga disponibilidad de luz solar y, en cuanto a la técnica, recomienda guiarse con los diferentes manuales de la FAO, que enseñan desde el proceso para crear una huerta en casa, hasta cómo relacionarse con otros productores urbanos en caso de querer ampliar los lazos de trabajo.

Por otra parte, asegura que es clave seleccionar correctamente los recipientes que se quieren utilizar de acuerdo con la planta que se vaya sembrar, ya que cada una de ellas tiene diferentes requerimientos de espacio. Por ejemplo, para sembrar zanahorias, se debe tener en cuenta la profundidad de siembra y que el recipiente tenga suficiente espacio para que se desarrollen.

“La sugerencia es que antes de seleccionar una planta investigues, como mínimo, sobre sus requerimientos de agua, luz, temperatura y espacio, ya que, por ejemplo, hay plantas que crecerán o no de manera óptima en tu casa debido a la temperatura que hay en tu ciudad. Podrías pensar en plantas aromáticas como la yerbabuena, la manzanilla o la menta, o en hortalizas como la lechuga, la cebolla o la zanahoria”, expresó Vera.

Por último, recomienda tener en cuenta la distancia entre una planta de otra al momento de sembrar, ya que este requerimiento es diferente para cada una de ellas y si no se hace correctamente, competirán por los nutrientes de la tierra y quizás no se desarrollen como se espera.

Comparte en redes: