Gastronomía y recetas
Publicidad

Empanadas horneadas, la receta ideal para empezar el fin de semana

Rellena con espinaca, brócoli y queso. Puedes rellenarlas también con piña, jamón o bocadillo.

Mónica Melgarejo, foodie / @lacriosha
22 de septiembre de 2023 - 12:00 p. m.
Una opción saludable para activar los sentidos.
Una opción saludable para activar los sentidos.
Foto: Cortesía

Un poco de la historia de las empanadas

La popularidad de las empanadas se dio por primera vez en España, cuando las invasiones árabes estaban en su máximo esplendor. La historia cuenta que los españoles decidieron incluirlas dentro de sus gustos gastronómicos, gracias a su rápida y fácil preparación, luego de saber que los árabes las preparaban con: cordero, bulgur, y especias, dándoles el nombre de “esfigha” y “fatay”.

Dependiendo del país, la preparación de la empanada varía mucho. En Colombia, por ejemplo, existen las empanadas de huevo, de pipián, las antioqueñas, las de cambray, y las tradicionales y deliciosas de carne, pollo y queso. Todas ellas ideales para acompañarlas con un buen ají.

Esta es una receta muy versátil, donde la protagonista es la masa porque puedes usarla para hacer empanaditas saladas o dulces, siempre va a quedarte deliciosa. Así que manos a la obra y a la nevera pues, aunque esta receta es de espinacas y brócoli, seguramente si no las tienes o no eres mucho de vegetales, en tu nevera fijo tienes algo que le puede venir genial algo de transformación.

Prueba este sabor: Esta es la receta para preparar mousse de caramelo

Gastronomía: Latinoamericana .

Disfruta con ají de mango

  • Tiempo de preparación: 30 minutos.
  • Tiempo de cocción: 30 minutos.
  • Porciones: 16.

Ingredientes

  • 250 gramos de harina de trigo todo uso o una taza
  • 15 gramos de azúcar o una cucharadita
  • 1 pizca de sal
  • 72 gramos de agua helada o 5 cucharadas soperas
  • 160 gramos de mantequilla congelada

Para cocinar: Flan de caramelo sin horno, la receta ideal para compartir con amigos

Preparación

Corta la mantequilla congelada en pequeños cuadrados.

Pon a enfriar muy bien el agua en el congelador.

En un tazón agrega azúcar, sal y harina, mezcla un poco para integrar todos los ingredientes.

Agrega la mantequilla al tazón y comienza a frotarla entre tus manos con la harina, (como si te estuvieses lavando las manos, pero con harina y mantequilla) puedes apretar algunos pedazos con los dedos para romperla, pero no calentarla, esta masa siempre debe estar fría.

Cuando tengas un tipo de arenilla en tu tazón, añade el agua helada y ve apretando la masa para irla compactando, no amases porque desarrollarías el gluten de la harina, solo junta y suelta, junta y suelta. Después de unos minutos vas a ver que la masa comienza a unirse, en ese momento la pones en una mesa limpia y compactas todo, vas apretando y verás como ella se hace una masita.

Aplánala, envuélvela en papel film y lleva a la nevera para que enfríe mínimo media hora o hasta el día siguiente.

Conquista tu paladar: Paleta cremosa de arándanos, la receta ideal para refrescar tu día

Para la salsa

600 gramos de crema de leche

½ cebolla cabezona blanca sin picar

1 hoja de laurel

Sal, pimienta y nuez moscada al gusto

2 cucharadas de fécula de maíz (maizena)

No pierdas de vista: El pandebono es el segundo mejor pan del mundo, según ranking internacional

Preparación

En un vaso o tacita pequeña mezcla la fécula con un poco de la crema de leche hasta que disuelva y reserva.

En una olla junta todos los ingredientes menos la fécula, y a medida que calienta puedes ir calculando a tu gusto, la sal, pimienta y nuez moscada.

Mezcla constantemente a fuego medio hasta que hierva y deja enfriar un poco, (es riesgoso licuar líquidos muy calientes), para incorporar todo menos la hoja de laurel en la licuadora.

Una vez licuado regresa a la olla la preparación y agrega la fécula que reservaste al comienzo y a fuego medio, sin parar de mezclar, espera a que espese. Mientras haces este proceso puedes dar los últimos toques de condimentos.

Para el relleno

300 gramos de espinaca lavada y troceada sin los tallos

300 gramos de brócoli (solo vas a usar los arbolitos)

Preparación

En una olla junta las verduras y agrégales, agua hirviendo hasta tapar, deja cocinar unos minutos, máximo 5, hasta que veas que comienzan a tomar un color verde vibrante, sácalas del agua caliente y pásalas por agua fría. Incorpóralas a tu salsa y deja que enfríe completamente, preferiblemente déjalas en nevera para que se compacte y tenga una consistencia densa.

Para el armado

Vas a necesitar que todo lo que has preparado este muy frío.

Precalienta tu horno a 180 grados.

Divide la masa en porciones, tantas, como empanadas quieras. La forma que le des es de acuerdo con tu gusto, a nosotros nos gustan rectangulares.

Para darle forma pon harina sobre la mesa y sobre tu masa, esto es, para que no se pegue a la mesa o al rodillo mientras le das forma, gírala, voltéala y aplana hasta que tenga unos milímetros de espesor, ni muy delgadas ni muy gruesas.

Agrega tu relleno calculando que no sea demasiado porque se puede salir por los bordes durante el horneado. (Menos, es más).

Cierra tu empanada apretando los bordes con un tenedor, o haciendo pliegues hacia adentro. Pincela con huevo y abre unos huecos con un tenedor en la parte superior para permitir la salida del vapor.

Hornea por 25 minutos o hasta que estén doraditas por encima.

Deja enfriar y empaca para tu picnic. ¡Que disfrutes!

¡Trucos de la abuela!

Si te gusta la cocina y eres de los que crea recetas en busca de nuevos sabores, escríbenos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com) para conocer tu propuesta gastronómica. 😊🥦🥩🥧

Por Mónica Melgarejo, foodie / @lacriosha

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar