9 Jul 2022 - 9:34 p. m.

Abogada usó estereotipos machistas para defender a condenado por violación

La Corte Suprema dejó en firme la condena de Danies Aguirre, quien violó a una de sus amigas en un año nuevo. La defensora del sentenciado aseguró que, como la víctima accedió a ir a la casa de Aguirre, era probable que buscara tener relaciones sexuales con él.
Marcha de mujeres en contra de la violencia de género.
Marcha de mujeres en contra de la violencia de género.
Foto: El Espectador - NATALIA PEDRAZA BRAVO

El ciudadano Danies David Aguirre seguirá condenado por acceso carnal violento por orden de la Corte Suprema de Justicia. En 2012, invitó a una amiga a su apartamento en Bogotá y en una aparente arremetida por celos, con cuchillo en mano, la obligó a tener relaciones sexuales. El expediente cursó por distintas instancias y en la última fase, la Corte Suprema, no solo dejó en firme la sentencia, sino también regañó a su abogada por defenderlo con estereotipos machistas.

Lea: Así se movió el delito sexual en Colombia durante los últimos tres años

El 31 de diciembre de 2012, Daniela* dejó a sus hijos en casa de su exsuegra, en Chiquinquirá. Entonces, recibió constantes mensajes de Danies David Aguirre, con quien había tenido una relación esporádica en el pasado y quien le aseguró que pasarían la fecha especial en casa de un primo. Daniela* aceptó siempre y cuando Aguirre cumpliese esa condición y viajó cuatro horas desde Chiquinquirá hasta Bogotá. En casa de Aguirre no encontró ningún plan familiar, al contrario, el condenado la recriminó, la golpeó, la abusó y la obligó a quedar desnuda toda la noche.

“Me dio mucho miedo de verlo con el cuchillo, me puse a llorar y le dije que no me hiciera nada, que pensara que yo tenía dos niños y me decía ‘a mí que me importa’. Y ahí siguió amenazándome y me amenazaba y me decía ‘pero ¿por qué no me quiere? ¿por qué no me quiere?’. Yo le decía, pues que él sabía por qué yo no lo quería, pero él seguía en eso ya todo agresivo, seguía amenazándome, ya después siguió fue quitándome la ropa. Yo le hice caso porque estaba amenazada por un arma en ese momento y ahí abusó sexualmente de mí”, señaló la denunciante.

Lea también: Cinco mujeres denuncian abuso sexual en la banda bogotana Electric Mistakes

Aguirre fue condenado por un juzgado capitalino y el Tribunal Superior de Bogotá. Su abogada, cuyo nombre omitió la Corte Suprema, presentó una demanda de casación, advirtiendo una supuesta falencia en la valoración de las pruebas. Hubo una “trasgresión en las reglas de la sana crítica”, explicó. Y esa trasgresión, según la demanda, radicaba en que, según el testimonio de cercanos a Aguirre, el condenado y la víctima supuestamente tenían una relación amorosa para el 31 de diciembre de 2012.

Según la abogada, Daniela* intentó ocultar que tenía una relación con el condenado para hacerlo pasar como un extraño. Y, en su estrategia de defensa, esto sería importante porque las reglas de la experiencia indicarían que es más factible que una mujer acceda a tener relaciones con un novio, que con un simple pretendiente. Y agregó que era sospechoso que viajara cuatro horas, dejara a sus hijos en otra casa y pasara la fecha especial con alguien que solo era un amigo. La abogada maquinó toda una tesis en la cual supuso que la relación pudo ser consentida.

Le puede interesar: Envían a prisión a profesor señalado de abuso sexual en el colegio Marymount

Incluso, la defensora de Aguirre cuestionó a Daniela* por “mantener una actitud prácticamente dócil” ante la persecución del condenado en su propia casa. “Al respecto –agrega— las reglas de la experiencia enseñan que ante un ataque sexual violento, si bien la víctima puede asumir diversas actitudes como luchar, gritar y hasta someterse a su agresor, lo que no es lógico es que asuma quedarse con él voluntariamente bajo el amparo de un miedo inexplicable”, se lee en el expediente de la Corte Suprema.

Sin embargo, la alta corte le respondió que, para empezar, el mismo Aguirre testificó que la relación era esporádica y, por tanto, era difícil probar que el 31 de diciembre de 2012 tuviesen un vínculo formal. Además, que incluso si hubiesen tenido una relación de pareja o hasta de matrimonio, eso no impide que se pudieran configurar delitos sexuales. La Corte le reprochó a la abogada que su estrategia de defensa respondía al estereotipo machista en el que la mujer debe estar siempre disponible para satisfacer el requerimiento erótico de su pareja.

Lea también: Amnistía Internacional denuncia torturas y violencia sexual en protestas de 2021

“La misma regla que formula la demandante para el caso especial que se analiza, combina otro patrón de discriminación sexual hacia el mismo género, de acuerdo con el cual si una mujer acepta una invitación de un hombre y para cumplirla despliega esfuerzos que se pueden considerar importantes (…), es porque necesariamente (siempre o casi siempre) quiere sostener relaciones sexuales con el hombre que la convidó”, concluyó la Corte. Al final, en casación se determinó que las pruebas fueron valoradas con justicia y, por tanto, Danies David Aguirre permanecerá preso por acceso carnal violento. Su abogada recibió un regaño por no abordar el caso con enfoque de género.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.