4 Dec 2019 - 4:00 p. m.

Agente del Esmad asegura que no tuvo intención de dispararle a Dilan Cruz

El oficial declaró que había apuntado a las piernas de una multitud que estaba detrás del joven muerto. Asimismo, asegura que, antes de disparar, había sido atacado con objetos explosivos, que no sabe si eran gases lacrimógenos o papas bomba.

Redacción Judicial

Dilan Cruz murió por el impacto de una "bean bag" en la cabeza.  / Archivo particular
Dilan Cruz murió por el impacto de una "bean bag" en la cabeza. / Archivo particular

Ya se van a cumplir dos semanas de la muerte de Dilan Cruz, joven que estaba marchando el pasado 23 de noviembre y fue impactado con una bean bag, munición menos letal usada por el Esmad en casos de desórdenes. En medio de la convocatoria a nuevas movilizaciones, se conoció el testimonio del oficial del Esmad que disparó en contra del joven.

Según el uniformado, en una declaración conocida por El Tiempo, su intención no fue dispararle a Dilan Cruz ni a uno de sus compañeros que estaban en la carrera cuarta manifestándose de manera pacífica. El oficial aseguró que su disparo iba dirigido a una manifestación mucho más grande que estaba a 30 metros del lugar donde disparó.

(Puede ver: ¿Quién dio la orden de disolver la marcha en la que participó Dilan Cruz?)

El miembro del Esmad, del que no se ha revelado su identidad, señaló que apuntó a las piernas del grupo detrás de Dilan Cruz, pero este último se atravesó en la trayectoria del disparo. De igual manera, señaló que Cruz fue impactado en su cabeza debido a que estaba corriendo agachado.

En su declaración, el oficial también dijo que hubo un diálogo con una persona de la Defensoría y gestores de convivencia para que las persona en la carrera cuarta despejaran la vía. Sin embargo, ante la negativa, de acuerdo con el uniformado, el Esmad comenzó a lanzar gases lacrimógenos para dispersar a los protestantes.    

(También: ¿Por qué Medicina Legal calificó la muerte de Dilan Cruz como homicidio?)

"Yo siento que hay cosas que estallan a mi lado. No sé si eran esos gases o papas bomba", declara el uniformado, señalando que esta fue la razón principal para abrir fuego con la munición menos letal que terminó matando a Dilan Cruz.

El 28 de noviembre, Medicina Legal, con base en la necropsia, confirmó que la muerte del joven correspondía con la categoría de probable homicidio. Asimismo, señaló que la muerte ocurrió por el impacto de una bean bag, disparada desde una escopeta calibre 12.

(Puede ver: Justicia Penal Militar pide asumir investigación por la muerte de Dilan Cruz)

Ambas, arma y munición, como confirmó el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, están contempladas dentro del armamento regular del Esmad. De igual manera, figuran en los protocolos internacionales de la Naciones Unidas para escuadrones antidisturbios. Esto debido a que tiene un poder de fuego e impacto menor al armamento con mayor calibre y munición convencional. Según las guías de la onu, publicadas en agosto de este año, este tipo de armas de impacto cinético están diseñadas para “detener individuos violentos como una alternativa menos letal frente a la munición regular”.

Sobre las recomendaciones de su uso, las Naciones Unidas contemplan que este tipo de armamento sea disparado directamente en contra del abdomen o las piernas de un individuo violento con el posible riesgo de causarle graves lesiones inmediatas. De igual manera, en los riesgos específicos, el ente plurinacional señala que si se apunta a la cabeza o en la cara puede causar fracturas de cráneo, lesiones cerebrales, daño en los ojos, e incluso la muerte. Por esta razón, se advierte que un uso potencialmente ilegal de este tipo de municiones, en las que está incluida las bean bag, es apuntar a la cara, cuello o cabeza.

(Además: "Bean bag", la munición que mató a Dilan Cruz)

A pesar de ser reconocidas como armas menos letales, son varios los casos mortales que se han reportado por el uso de estas municiones. En Chile también se han presentado incidentes casi fatales por el uso de este tipo de balas, como lo denunció Human Right Watch en un informe sobre violencia policial en el paíss austral.

El caso reportado es muy similar al ocurrido con Dilan Cruz. El pasado 28 de octubre, un paciente entró al Hospital de Urgencia de Asistencia Pública, de Santiago de Chile, con una munición de este tipo dentro del cráneo. “Un médico que lo atendió indicó que la munición había fracturado el cráneo del paciente y que tal herida generaba un ‘riesgo de vida’”, señaló HRW en su informe. Contrario al joven Cruz, esta víctima sobrevivió al incidente, aunque, según los médicos que lo atendieron, “las posibles consecuencias de este traumatismo deben seguir siendo evaluadas a lo largo de un año”.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.