26 Aug 2021 - 12:02 a. m.

Demanda busca que se prohíba la venta de comida chatarra en colegios

Una acción popular pide que se le ordene al Ministerio de Educación regular lo que venden las tiendas de los colegios para que niños y niñas no estén tan expuestos a alimentos ultraprocesados y tengan opciones más saludables.

Tres de cada cuatro niños toman bebidas azucaradas una o más veces al día, y cuatro de cada cinco niños consumen productos de paquete una vez al día. Así lo reveló un estudio del Ministerio de Salud sobre entornos escolares. Mientras tanto, tres de cada 10 niños y niñas padecen de sobrepeso en Colombia, según Unicef. Ante este panorma y por los nulos aportes nutricionales que tienen los alimentos ultraprocesados una demanda que recién fue admitida en el Tribunal Administrativo de Cundinamarca busca que se prohíba la venta de comida chatarra en los colegios.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador

Se trata de una acción popular encabezada por Dejusticia, que pide una cosa: regulación por parte del Ministerio de Educación en el tema de alimentación escolar. Esa reglamentación, para la organización, debe tener cuatro puntos. En primer lugar, piden una resolución que prohíba la comida chatarra en las tiendas escolares y establezca qué productos “se pueden vender y publicitar en los entornos escolares del país, y particularmente en las tiendas escolares, de manera que se convierta en una pauta de obligatoria observancia para las secretarías de educación departamentales y municipales y los colegios tanto privados como del sector oficial”.

(Le puede interesar: Por error del Consejo de Estado se publicaron contratos confidenciales de vacunas)

En segundo lugar, pide regular la publicidad de los alimentos ultraprocesados, como paquetes, que generalmente tienen excesos de azúcar, grasa saturada y trans, y sodio. Además, piden que se promueva la venta de alimentos más saludables en los colegios; que se vigile, controle y sancione a los colegios e instituciones que incumplan dicha prohibición y que todas estas medidas se apliquen con urgencia, dadas las crecientes cifras de sobrepeso y obesidad en niños.

Dejusticia explicó así los fundamentos de su demanda: “comer es un acto social y emocional. Por medio del alimento los seres humanos afianzamos historias, ideas y tradiciones. En ese sentido, los colegios son espacios donde se afianzan estos valores, además de ser fundamentales para el desarrollo cognitivo y físico de los niños, las niñas y los adolescentes. Estos espacios tienen el potencial de promover prácticas alimentarias saludables a partir de la implementación de políticas públicas que regulen la publicidad y la venta de productos ultraprocesados”.

(Lea también: Demandan decreto que concentra tutelas contra Presidencia en el Consejo de Estado)

En la acción popular, aseguraron que, a pesar del aumento de la obesidad infantil en el país, ni el Ministerio de Educación, ni el de Salud, han tomado acciones para restringir la venta de chatarra en los colegios, que es uno de los focos del problema. “Esta actitud omisiva, que desatiende las obligaciones que al respecto fija nuestro ordenamiento jurídico como las recomendaciones de organismos internacionales de salud, constituye una vulneración al derecho colectivo a salubridad pública, al principio del interés superior del menor y a los derechos de los niños y niñas a la salud y a la alimentación”, dice la acción popular.

La demanda aterrizó en el despacho de la magistrada Claudia Lozzi, del Tribunal de Cundinamarca. La togada encontró que la acción popular reúne los requisitos para ser admitida y, entonces, les dio a los Ministerios de Educación y de Salud 10 días para que contesten lo que alega Dejusticia. Asimismo, notificó de la acción a la Procuraduría, a la Defensoría del Pueblo y a la Agencia de Defensa Jurídica del Estado.

Comparte: