Publicidad
8 Apr 2022 - 1:12 a. m.

El mayor Molano está huyendo de la justicia: Madre de Santiago Murillo

El policía acusado de homicidio Jorge Mario Molano presentó un escrito para cambiar de abogado por segunda vez. La Fiscalía tomó la acción como una jugada dilatoria. “Se ha convertido en una práctica malsana el juego de nombrar una y otra vez abogados”, explicó la procuradora del caso.
Milena Meneses junto a su hijo Santiago Murillo.
Milena Meneses junto a su hijo Santiago Murillo.

El 14 de septiembre del año pasado, El Espectador reveló lo que entonces se trataba del más rápido avance por los homicidios atribuidos a policías durante el paro nacional. La Fiscalía llamó a juicio al mayor Jorge Mario Molano, acusado de homicidio por presuntamente disparar contra el joven estudiante y deportista Santiago Murillo. Sin embargo, la fase siguiente del caso ha caído en reiteradas suspensiones. La última, un nuevo cambio de abogado del policía Molano.

En contexto: Homicidio de Santiago Murillo, el juicio que no ha iniciado por trabas constantes

En la mañana de este 7 de abril, se suponía iba a seguir en curso la fase preparatoria de juicio por el homicidio de Murillo, quien fue baleado el 1° de mayo de 2021 en Ibagué. Sin embargo, Molano presentó al Juez Tercero Municipal de Ibagué un escrito en el que indicaba que le retiraba el poder a su exabogado, Wilson Arley Vallejo. No es un hecho que suceda por primera vez, pues en audiencias preliminares, el año pasado, contó con el defensor Majer Abushihaby, quien fue reemplazado por el sancionado Antonio París, quien se fue tras conocerse procesos disciplinarios vigentes en contra.

“Por medio del presente correo le manifiesto que es mi decisión revocarle el poder otorgado al doctor Wilson Arley Vallejo, teniendo en cuenta las audiencias del 3 y 31 de marzo de 2022. Me puso de presente (…) grandes diferencias que no pudieron concretarse y al ser opuestas mi posición, considero que no tengo otra alternativa distinta que la que hoy estoy tomando y comunicando a su despacho”, explicó Molano en el escrito conocido por este diario.

En contexto: Santiago Murillo: familia alerta por trabas para iniciar juicio de policía Molano

En audiencia, además, el policía acusado por homicidio, quien era comandante de la Estación Norte de Ibagué, dio detalles del retiro del poder: “Tengo derecho a tener una defensa alinea a los parámetros que yo tengo. Se preocupan del tema de los términos y yo soy el que está privado de la libertad de manera injusta. Quiero encontrar una defensa y afrontar lo que queda del proceso”, explicó.

Luego de ello, el fiscal del caso respondió que sería una evidente maniobra dilatoria por parte de Molano y pidió al juez del caso que designe un abogado de oficio al policía. Luego de ello, Miguel Ángel del Río, defensor de la familia de Murillo, agregó que se trata de un expediente de connotación nacional y que ya sería clara una estrategia defensiva supuestamente amañada. “Esto es un irrespeto para las víctimas”, dijo.

En contexto: La primera acusación de la Fiscalía a un policía por homicidio en el Paro Nacional

La representación de la Procuraduría también se pronunció: “Se ha convertido en una práctica malsana la puerta giratoria de abogados defensores, que son nombrados el mismo día de la audiencia un día antes para que lleguen a decir que no conocen el proceso y que necesitan suficiente tiempo para enterarse del mismo. Conociendo que cuando un abogado asume la representación de una persona lo hace porque sabe de qué se trata y sobre que va a dar un debate jurídico en sede de audiencia”.

El juez del caso dio la palabra a Milena Meneses, quien aseguró sentirse conforme con la diligencia de la Fiscalía. Invitó a Molano a defenderse en juicio. “No entiendo por qué este señor no afronta las cosas si se presume de inocente, como él mismo dice. Ya sabemos que lo que él está haciendo es huirle a la justicia. Quiere llegar al vencimiento de términos”, concluyó.

Antecedentes: Mayor de la Policía a juicio por homicidio de Santiago Murillo en el Paro Nacional

Las pruebas recaudadas por la Fiscalía darían cuenta de que el arma de dotación de Molano al parecer coincide con la bala hallada en el cuerpo de Murillo. El policía acusado se ha declarado inocente desde el principio y permanece preso en la cárcel para miembros de la Fuerza Pública de Facatativá (Cundinamarca). Tiene un término de una semana para hallar un nuevo defensor que se ajuste a sus pretensiones.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias