Publicidad
18 Dec 2021 - 1:53 a. m.

La historia del hombre que fue enviado a la cárcel por deberle $312.000 a la DIAN

El comerciante quedó en quiebra y un saldo pendiente de IVA le valió una condena a cuatro años de prisión por supuesto peculado por apropiación.

Jhordan C. Rodríguez / jrodriguez@elespectador.com / @JhordanR11

La DIAN aclara cómo debe ser el cambio en el RUT de los pensionados.
La DIAN aclara cómo debe ser el cambio en el RUT de los pensionados.
Foto: Cristian Garavito

Hamilton Hernández es un comerciante que quedó en quiebra en 2009, tras perderlo todo en un infructífero almacén de calzado en Bucaramanga (Santander). Según él, cuando estaba en el proceso de liquidación y de pagar las deudas que tenía con el poco dinero que le quedaba, confió en un contador que para la época trabajaba a su lado. Este hombre, según relata Hernández, olvidó pagar el IVA de sus deudas y nunca se lo informó.

Lea también: “Delaware es un paraíso fiscal”: Oxfam aclara exposición del director de la DIAN

Años después, aún sin recuperarse de su caída económica, llegó a un puesto de Policía en Rionegro (Santander), en el que la institución hacía un operativo de control. En ese lugar, a Hernández le pidieron los papeles de identificación y gracias a eso se dieron cuenta de que, sin alguna explicación lógica, él tenía orden de captura. En marzo de 2020, según le dijo el comerciante a El Espectador, los policías le dijeron que su orden de captura era por peculado por apropiación. “Obviamente me asusté, ya no tenía en mente lo de la DIAN”, dijo Hernández a este diario.

De acuerdo con el relato que el comerciante le dio a este diario, “el policía que me llevaba me decía ´acuérdese, acuérdese de qué fue lo que se robó´, y yo le decía que yo nunca había trabajado con el Estado ni he sido funcionario público”. Ya bajo custodia, tuvo que esperar un día para entender qué era lo que pasaba, pues, según cuenta, “al día siguiente me llevaron al Palacio de Justicia y allá me explicaron que se habían equivocado con el delito, que realmente era omisión de agente retenedor y recaudador de impuestos”.

Podría interesarle: Pandora Papers: Fiscalía investiga a cuatro personas

Allá supo que su condena era por 48 meses de prisión y que el saldo que adeudaba de $320.000 ya se había duplicado, lo peor es que no tenía el dinero para pagarlo. Según el comerciante, lo que más le indigna de haber sido condenado es “ver que personas y funcionarios públicos que sí se apropian de dineros públicos considerables, de miles de millones de pesos, no les pasa nada, y a mí me armaron un proceso completo por esa pequeña cifra”.

Hernández, considerando exagerada e injusta la medida en su contra, quería saber por qué la dureza de su pena, a lo que, según manifiesta, le dijeron que “lo castigaban por la conducta, más no por la cantidad de dinero”. Algunos abogados que conocieron su historia le dijeron que lo que había pasado con él era algo irregular. Como pudo, Hernández logró contactar a su antiguo contador, el que no pagó el saldo del IVA, pero el hombre le dijo que no tendrían que condenarlo por una suma tan pequeña de dinero. Después de eso, no volvió a saber del hombre.

Le recomendamos: Pandora Papers: los papeles personales del director de la DIAN en Dubái

Con la pandemia, el comerciante fue enviado al apartamento donde vive para que pague su pena, de la cual ya ha completado 22 meses, pero, según dice, vive allí en arriendo y no tiene dinero para seguir pagando, tampoco puede trabajar porque está detenido y no tiene tampoco el dinero suficiente para cancelar la deuda con la DIAN. “Yo hago este llamado para que la gente conozca mi historia y a nadie más le pase algo como esto, que por $320.000 terminen condenados y sin poder trabajar para suplir sus necesidades”, concluyó el comerciante.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Recibe alertas desde Google News