8 Dec 2022 - 3:00 p. m.

Niños frenan final de fútbol hasta que les resuelvan una tutela en Santa Marta

Niños del Club Deportivo Azulgrana, de Santa Marta, llevaron ante la justicia a la comisión disciplinaria de un torneo avalado por la Liga de Fútbol de Magdalena. A pesar de haber ganado en semifinales, los sacaron de la copa solo porque una mujer entró al campo a llevarle agua a la promesa del equipo: “Kanté”.

Jhoan Sebastian Cote

Periodista Judicial

jcote@elespectador.com / @SebasCote95

La sub-10 del Club Deportivo Azulgrana en Santa Marta.
La sub-10 del Club Deportivo Azulgrana en Santa Marta.
Foto: Jhoan Sebastian Cote

Fabian Lasso entra a la cancha que le prestan al Club Deportivo Azulgrana en el sector de Santa Cruz, en Santa Marta. Se hace en medio de una decena niños de diez años, a quienes les dirige el estiramiento, previo a entrenar bajo el sol de media tarde y con la brisa propia de la playa. Como capitán y promesa del fútbol, el conocido “Kanté”, llamado así por su parecido al campeón mundial, prepara a su equipo para la final de la Copa Infantil de Fútbol de 2022. Lo que no sabe, y que seguro le borraría la sonrisa a él y todo el equipo, es que la Comisión Disciplinaria de dicho torneo los expulsó hace unos días y que la justicia nacional está mediando a su favor o en su contra.

Le puede interesar: Policía abusó mujeres por rebelarse de roles de género: Amnistía Internacional

El director técnico de la Sub-10, Ronaldo Polo, quien heredó un verdadero nombre de fútbol y quien jugó en su juventud en Fortaleza, dirige el entrenamiento haciendo de cuenta que pronto jugarán la final. Aún más difícil que hablar a sus pupilos de palabras como “medidas cautelares” o “juez de tutela”, resulta avisarles que la Comisión Disciplinaria los dejó sin el sueño de la final, luego de un camino de 11 meses en el que dejaron atrás a casi 30 equipos y más de 500 jugadores. “A los niños no se les ha contado nada. Si es duro para uno, imagínese para ellos. Hasta el momento les hemos dicho que, por el tema del Mundial la programación no ha salido”, explicó en entrevista.

La realidad es que, en una situación inédita, el Juzgado Primero Laboral de Santa Marta tiene frenado el desenlace del torneo, el cual lleva el nombre de la gloria samaria David Ferreira y que está avalado por la Liga de Fútbol del Magdalena. Aunque en semifinales el Club Deportivo Azulgrana logró el pase al último partido, en una sufrida victoria por penaltis, representantes del reciente rival, Montero F.C., demandaron el partido ante la Comisión Disciplinaria de la Copa Infantil de Fútbol 2022. El suceso de la discordia lo protagonizó una mujer con la camiseta de Azulgrana, quien, cuando “Kanté” cayó derribado por una entrada rival, entró al campo con una bolsa de agua. El club insiste en que no es ninguna madre de familia y que no está directamente relacionada con el club.

Lea también: “Para la paz hay que superar las condiciones generadoras de violencia”: Procuraduría

El pasado 20 de noviembre, la Comisión Disciplinaria publicó una resolución en la que definió quitarle los tres puntos a Azulgrana, dado que “en pleno partido una persona ingreso a la cancha sin portar el carné y sin estar plantillado. Esta protesta fue corroborada enseguida por los auxiliares de veedores del torneo. La Comisión Disciplinaria reitera que es obligación que las personas que están dentro del terreno de juego deben portar el carnet del torneo en un lugar visible como lo dice el reglamento y el acta número 011 del 11 de noviembre del 2022″, se explicó en la decisión disciplinaria.

El “profe” Ronaldo Polo interpuso un recurso de reposición, explicando que le habían violado el debido proceso a Azulgrana, dado que no le dejaron defenderse y que esa sanción no estaría contemplada en el reglamento. A los dos días, la Comisión Disciplinaria, en un escueto comunicado, confirmó el castigo. Fue entonces cuando, de nuevo, la presencia de “Kanté” significó un viento a favor para el equipo. No solo metió el gol al último minuto que le permitió llegar a la tanda de penales de la semifinal, también uno de sus tíos, William Troncoso, es abogado y radicó una tutela en nombre de los niños para proteger el derecho al debido proceso.

Le puede interesar: Catar 2022: La fiesta del antifútbol

El abogado Troncoso entró a la ofensiva explicando que el club Azulgrana no conoce la demanda de su reciente rival, el supuesto informe del veedor, las fotografías comprometedoras y que, en la plantilla del árbitro del partido, no hay referencia alguna al ingreso de la madre de familia. El juez laboral no solo aceptó estudiar la tutela, aseguró que debía tomar cartas antes de que se produzca un daño irreparable. Como medida provisional, ordenó a la Comisión Disciplinaria abstenerse de programar el partido de la final, hasta tanto se resuelva el expediente. Así las cosas, la cancha sintética del barrio Curinca, donde se disputará el encuentro, no verá goles hasta nueva orden.

“Esto es importante porque no podemos jugar con los sueños de los niños. Ellos deben aprender que la justicia está en el campo. No se pueden trancar los procesos y que por una desilusión se vaya a desmarcar el camino. Buscamos de que la justicia conozca a fondo lo que ha sucedido y confiamos en Dios de que nos dará la razón. No estamos haciendo nada malo, estamos defendiendo a capa y espada la ilusión de unos niños que se han ganado el mérito de llegar a una final”, agrega el “profe” Ronaldo Polo. Se trata de la primera final a la cual puede llegar su club después de cuatro años de fundación.

Lea: Serbia vs. Suiza: la historia de la bandera de Kosovo y el mensaje “sin rendición”

“Kanté” pide la pelota y le exige al profesor “hacer fútbol”, por encima de trabajos físicos o técnicos. A falta de cracs, Reinaldo Polo tiene en su equipo a Neymar Jiménez y a Neymar de Jesús Peña. Espera que, si la respuesta del juez laboral es negativa, ninguno de sus jugadores abandone el fútbol ante la desilusión. “¿Y si ese niño que no quiso jugar más, luego se mete por el camino fácil de las drogas? A la vuelta de la esquina tenemos al malicioso”, concluyó. Azulgrana, por ello, tiene becados niños que vienen de barrios marginales como Pastrana o El Pando. El “profe” Polo espera que el juez laboral proteja, además, la justicia deportiva a favor de sus jugadores, y lograr en unos días levantar el primer trofeo oficial para la escuela.

Read more!

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Jhoan Sebastian Cote

Comunicador social con énfasis en periodismo y producción radiofónica de la Pontificia Universidad Javeriana. Formación como periodista judicial, con habilidades en cultura, deportes e historia. Creador de pódcast, periodismo narrativo y actualidad noticiosa.@SebasCote95jcote@elespectador.com
Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.