Publicidad
15 May 2022 - 4:52 p. m.

Periodistas detenidos cuando investigaban crimen del fiscal Pecci contaron qué pasó

Luis Ángel y Luna Mendoza hacían tomas a escasos metros de donde fue asesinado el fiscal paraguayo cuando fueron abordados por la Policía. Ángel estuvo detenido dos horas y asegura que lo golpearon. A Mendoza le impidieron grabar y la empujaron.
Luis Ángel siendo detenido por la Policía en Barú
Luis Ángel siendo detenido por la Policía en Barú
Foto: Cortesía Flip

Dos horas duró detenido el reportero gráfico Luis Ángel en una estación de Policía en Barú. Él y la periodista brasileña María Luna Mendoza hacían entrevistas y tomas cerca de la zona donde fue asesinado el 10 de mayo el fiscal paraguayo Marcelo Pecci, cuando fueron abordados por la Policía en un procedimiento que calificaron de “abusivo, violento e irregular”, en un comunicado en el que contaron lo sucedido.

(En contexto: Flip denuncia agresión contra periodistas que investigaban crimen del fiscal Pecci)

“Les preguntamos en reiteradas ocasiones por qué procedían de esa manera”, contaron los periodistas en el comunicado. “Nos respondieron que no podíamos hacer imágenes en el lugar y que, para eso, necesitábamos de su permiso. No nos dieron otra respuesta”, denunciaron.

Ángel y Mendoza estaban trabajando para el medio brasileño O Globo TV, en Playa Blanca, una zona de Barú que queda a escasos metros de la playa privada donde fue asesinado Pecci. “Mientras grabábamos algunas imágenes cerca de la estación de Policía de Playa Blanca, fuimos abordados por dos subintendentes de la Policía, por varios patrulleros y por un grupo de hombres del Grupo de Operativos Especiales (Goes”, contaron.

(Lea también: La inédita modalidad del asesinato del fiscal Pecci)

En el comunicado, cuentan que uno de los subintendentes le pidió la identificación a Luis Ángel. “Procedí, de inmediato, a entregarle mi cédula y el carnet que me acreditaba como periodista”, contó el reportero. Según su relato, lo siguiente que sucedió fue que el subintendente le impidió grabar el procedimiento. “Yo, ejerciendo mi derecho a hacerlo, insistí en grabar”.

El subintendente, entonces, lo tomó por los dos brazos y le dijo que lo iba a requisar. Dos policías más tomaron al periodista Luis Ángel del cuerpo y lo condujeron a la estación. Esta escena, incluso, quedó registrada en un video que publicó la Fundación para la Libertad de Prensa (Flip). Los dos uniformados intentan reducir al reportero, quien les dice: “No estoy haciendo nada ilegal”.

“Una vez dentro de la estación, recibí un golpe en las costillas y un empujón por parte de un policía, que me hizo caer al suelo”, contó Ángel en el comunicado. Afuera de la estación continuaba la reportera Mendoza, quien intentaba entrar mientras grababa lo que ocurría. Los periodistas denunciaron que otro uniformado del Goes la sujetó de los brazos y la empujó. A pesar de las agresiones que aseguran haber recibido, los agentes querían que Ángel firmara un registro en el que aseguraba no haber sufrido maltratos.

(Lea también: Primer retrato hablado de hombre que estaría implicado en el homicidio del fiscal Marcelo Pecci)

“Me negué a firmar”. Solo dos horas más tarde lo dejaron ir y, todo el tiempo, mientras su compañera, Mendoza, intentó grabar, los policías la amenazaron con que le impondrían un comparendo, según el comunicado. Además, aseguran que unos civiles les tomaron fotos y, cuando increparon a los policías al respecto, les contestaron que eran oficiales de “inteligencia”.

La Fundación para la Libertad de Prensa acompañó a los reporteros en todo el proceso y denunció: “Según la documentación que tenemos el procedimiento es irregular y va en contra del derecho de los periodistas de investigar”. Le pidieron a la dirección de la Policía que investigue lo sucedido, pues Ángel y Mendoza fueron agredidos mientras ejercían su labor.

(Lea también: Fiscal Pecci: paraguayos exigen justicia tras repatriación de su cuerpo)

La Policía de Cartagena, por su parte, dijo en un comunicado que Ángel fue detenido porque se negó a mostrar su identificación. El periodista insiste en que esto es falso. “Desde el comando de la Policía Metropolitana de Cartagena se realizan las verificaciones correspondientes para establecer los pormenores del procedimiento”, dijo la institución en un comunicado.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias