17 Jun 2021 - 7:36 p. m.

Tribunal ordena a indemnizar a familias de niños calcinados en bus de Fundación

El Tribunal de Magdalena ordenó a la Iglesia Pentecostal indemnizar a las familias de los 32 niños que murieron calcinados en el 2014. La suma a pagar supera los $25.000 millones.

El Tribunal de Magdalena ordenó a la Iglesia Pentecostal Unida de Colombia pagar $25.261′565.430 a las familias de los 32 niños que murieron calcinados en un bus en mayo de 2014, cuando estaban en un viaje organizado por la comunidad religiosa. La suma corresponde al daño moral por muerte y lesión de los menores, que para el Tribunal, es responsabilidad de la Iglesia.

En contexto: Demandan a la Nación por la tragedia de Fundación, Magdalena

La tragedia ocurrió el 18 de mayo de 2014, después de que los niños salieran de un culto religioso en la iglesia Pentecostal. Por el hecho fueron condenados a 10 años de prisión el conductor Jaime Gutiérrez Ospino, fallecido este año por Covid-19, y Manuel Salvador Ibarra, pastor de la iglesia y quien contrató el bus. Ninguno de los dos podría tener algún tipo de rebaja en su pena o algún beneficio debido a que las víctimas eran menores de edad.

El tribunal dijo que el descuido por parte de la Iglesia los hace responsables: “Esto con el agravante de que se trataba de un transporte de niños, que muchos de ellos escasamente alcanzaban los 5 años de edad, lo que requería un especial cuidado en su custodia, medidas que evidentemente no se atendieron. De allí que se deba ordenar la reparación de los perjuicios materiales y morales que se causaron en este hecho tan lamentable”.

En contexto: Víctimas de la tragedia de Fundación pedirán que el Gobierno pida perdón públicamente

Además, se analizó la responsabilidad del Estado en el hecho, pues el vehículo no tenía SOAT y acumulaba comparendos. Según la Sala, hubo una ausencia de las autoridades competentes en el caso, lo cual pudo evitar la tragedia. En ese sentido, manifestó el Tribunal, el Estado no hizo lo suficiente para salvaguardar el derecho a la vida.

En el fallo, aunque no se responsabilizó por el siniestro a la Secretaría de Movilidad de Barranquilla, sí se hizo referencia a que debió inmovilizar el bus que tenía cancelada su tarjeta de operación desde el 2012, dos años antes de la tragedia. Igualmente, según el Tribunal, la Policía e Intrafun, organismo de transito de Fundación, son responsables por no controlar la circulación de vehículos que incumplieran las normas de seguridad para la prestación del servicio público.

En contexto: Condenan a 10 años de prisión a conductor y líder espiritual por tragedia de Fundación (Magdalena)

Según las investigaciones que se hicieron en el caso, el bus se incendió por una falla mecánica. Adicionalmente, la Fiscalía encontró que en el momento de la tragedia, el bus iba con sobrecupo, lo cual no permitió a los ocupantes salir rápidamente. El Tribunal dijo, además, que la Iglesia Pentecostal no tuvo las precauciones suficientes al contratar el servicio del vehículo, sin verificar que el bus y el conductor cumplieran las normas suficientes.

En contexto: Demandan a la Nación por la tragedia de Fundación, Magdalena

En la investigación, además, se encontró que el sistema de llenado de gasolina del bus no funcionaba y por esta razón los responsables del automotor le habían hecho varias modificaciones artesanales, convirtiéndolo en un riesgo rodante. Ante el hecho, el Tribunal dijo que la indemnización deberá ser deposita al fondo para la Protección de los Derechos Colectivos, esto con el fin de pagarles a los integrantes de los grupos de familias.

Comparte: