14 Aug 2018 - 3:58 p. m.

Carlos Holmes rechaza acusaciones de Daniel Ortega de "intereses golpistas"

El canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo, se pronunció frente a las acusaciones del mandatario nicaragüense, Daniel Ortega, quien insinuó que el Gobierno de Colombia tenía intereses golpistas contra Nicaragua por el fallo de la Corte de la Haya en 2012.

-Redacción Internacional con información de EFE

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, afirmó ayer que no descarta que el Gobierno de Colombia apoye a las fuerzas internas y grupos internacionales que, a su juicio, actúan en Nicaragua para derrocarlo.

Durante un discurso en ocasión del 38 aniversario de la Fuerza Naval, el mandatario dijo que le llamó la atención que el nuevo presidente de Colombia, Iván Duque, hiciera su primer viaje como gobernante al archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, que disputó Nicaragua, y en donde reafirmó la soberanía colombiana.

También que le ha llamado la atención la participación "muy activa" del embajador colombiano ante la OEA, Andrés González, sobre la crisis que atraviesa Nicaragua en ese foro.

(Le puede interesar: El peligroso reclamo nicaragüense en La Haya)

"Cuidado está pensando, o cuidado le han ido a plantear los golpistas, terroristas, vendepatrias -a como se refiere a sus detractores internos-, que le ayuden a salir de este Gobierno y que ellos van a desconocer el fallo de la Corte" Internacional de Justicia (CIJ) sobre los límites entre Colombia y Nicaragua, apuntó Ortega.

"No dudaría que los golpistas le estén ofreciendo ya a Colombia anular ese fallo, rechazar ese fallo y que Colombia se quede con todo ese mar territorial nicaragüense, a cambio que Colombia se meta de lleno en la conspiración golpista", continuó el mandatario.

Frente a esto, el canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo, rechazó las declaraciones y afirmó en un comunicado que "sus actuaciones frente a Nicaragua y otras naciones se fundamentan como país firmante de la Carta de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de la Carta Democrática Interamericana". 

De igual forma, añadió que el gobierno colombiano "seguirá actuando en defensa de la democracia, con total respeto de las decisiones que se tomen en la OEA" y reiteró su "rechazo a los actos de repesión ejercidos por las fuerzas del Gobierno de Nicaragua contra la Sociedad Civil". 

(Ver más: El gravísimo error de Colombia en La Haya)

En noviembre de 2012, el máximo tribunal de las Naciones Unidas definió los límites marítimos de Nicaragua y Colombia en el Caribe, dejando bajo soberanía colombiana siete cayos del archipiélago de San Andrés, cuyas islas mayores ya se habían concedido a Bogotá en 2007.

A Nicaragua le otorgó una franja marina en esa zona que Colombia calcula en unos 75.000 kilómetros cuadrados y el país centroamericano en más de 90.000 kilómetros cuadrados.

Managua quiere ahora que la CIJ establezca la delimitación y las reglas del Derecho Internacional que se deben aplicar sobre una plataforma continental situada a más de 200 millas náuticas de su costa, cuestión sobre la que no se pronunció en 2012.

Para Bogotá, la plataforma continental de las Islas del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, que se extiende hacia oriente en 200 millas náuticas, se une incuestionablemente con la plataforma continental que tiene la costa caribe colombiana, razón por la que consideró que La Haya no tenía competencia para tratar la controversia.

También le puede interesar: "Otra guerra en Nicaragua: ¿Debe renunciar Daniel Ortega?"

Ver más: "Que Ortega renuncie es la única manera digna de salir de la crisis en Nicaragua", dice Gioconda Belli

Sin embargo, el tribunal le dio la razón a Nicaragua el 17 marzo de 2016 y se declaró competente para juzgar este segundo caso, lo que provocó el rechazo de Colombia, cuyo Gobierno declaró que los asuntos entre ambos Estados deben resolverse mediante relaciones bilaterales.

El 9 de julio pasado, Nicaragua entregó una réplica escrita ante la CIJ por ese caso, y Bogotá tiene hasta el 11 de febrero de 2019 para entregar su contra réplica, lo que pondría punto final a la fase escrita del caso.

"Ojalá Colombia entienda que aquí no hay más camino que respetar el fallo de la Corte y que ese es el principio que defiende este gobierno", puntualizó Ortega.

Comparte: