Publicidad
4 Nov 2022 - 8:45 p. m.

Portugal ensayará semana laboral de 4 días

El proyecto busca aumentar la productividad con menor cantidad de trabajo. Mientras que los sindicatos celebran; los empresarios se oponen.
En Islandia, una iniciativa similar tuvo éxito rotundo.
En Islandia, una iniciativa similar tuvo éxito rotundo.
Foto: Mauricio Alvarado Lozada

El Gobierno portugués se prepara para una prueba piloto de una semana laboral de cuatro días. Comenzaría en junio de 2023 y se implementaría en el sector público y el privado.

El proyecto no implicaría reducción de los salarios pero, a diferencia del modo en que han funcionado iniciativas similares en otros países, tampoco traería en un inicio compensación económica alguna para las empresas participantes, aunque sí habrá apoyo técnico del Estado. Se espera que las empresas participen de manera voluntaria, para así tener una evaluación más objetiva de los resultados una vez finalizado el piloto.

También lea: ¿Una generación que no quiere trabajar?

El proyecto parte de la tesis de que, ante menos horas de trabajo, hay menos agotamiento y mayor productividad laboral. Tendrá tres fases: la primera durará seis meses y se implementará solo en empresas privadas; la segunda también durará seis meses e incluirá al sector público, y la tercera, que será en el primer semestre de 2024, implementará subsidios para 60 empresas que el ejecutivo escogerá aleatoriamente. Esto para realizar un estudio comparativo que contraste empresas que implementaron la semana de 4 días con empresas que no lo han hecho.

Islandia ha sido un caso de éxito en la materia. Cuando el 1% de la población redujo su tiempo laboral de 40 horas a 35 horas semanales, cuatro días a la semana, los episodios de agotamiento y ausencias por enfermedad disminuyeron significativamente y algunas empresas aumentaron su productividad.

La propuesta se socializó con líderes empresariales y sindicales. Mientras que los sindicalistas estuvieron de acuerdo, muchos empresarios rechazaron la propuesta.

António Saraiva, presidente de la Confederación Empresarial Portuguesa (CIP), consideró que aunque no está en juego “el momentos no es el adecuado”, ya que las empresas se enfrentan actualmente a los efectos tanto del Covid-19 como de la guerra en Ucrania, que ha traído brutales efectos en los costos de las materias primas, cadenas de abastecimiento y energía.

Recomendamos: Jornada laboral de cuatro días permitió a empresa crecer un 95% en productividad

El presidente de la Confederación de Comercio y Servicios (CCP), João Vieira Lopes, que consideró “poco probable” una fuerte adhesión de las empresas a la semana de cuatro días, expresó “disgusto por la prioridad dada al tema”.

En cambio, la Unión General de Trabajadores y la Confederación General de los Trabajadores Portugueses, ambas organizaciones sindicales, dieron su visto bueno pero enfatizaron en que el gobierno debía garantizar la no reducción de sueldos.

En España se intentó aplicar una semana de 4 días en la empresa Telefónica, pero los trabajadores se opusieron pues implicaba reducir los sueldos

En Portugal, las empresas participantes tendrán hasta enero de 2023 para inscribirse en la iniciativa.

👀🌎📄 ¿Ya se enteró de las últimas noticias en el mundo? Le invitamos a verlas en El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.