11 Mar 2020 - 6:02 p. m.

"El Congreso recupera la voz de una feminista": Ángela María Robledo

Luego de un proceso en el Consejo de Estado que duró más de un año, el tribunal le devolvió la curul a la, nuevamente, representante de Colombia Humana. Regresa al Capitolio enfocada en continuar con la defensa de la paz, mujeres y en "tapar goles del Gobierno". Tiene pendiente hablar con Gustavo Petro sobre el movimiento político.

Laura Angélica Ospina - @LaurisOspina

¿Cuáles fueron los argumentos presentados por sus abogados, Jorge Iván Palacio y Yefferson Dueñas, durante esa pelea que dio en el Consejo de Estado para recuperar su curul? 

Fueron dos. Uno era el sentido que tenía esa curul para la paz, en términos de que su existencia era un derecho fundamental y autónomo consagrado en la Constitución, apalancado en el Acuerdo de Paz a través del desarrollo del Estatuto de Oposición. Además, en virtud de esa segunda votación que obtuvimos con Gustavo Petro (para la Presidencia de la República) de más de ocho millones de colombianos, era la primera vez que se ocupaba esa curul y que se le daba, por tanto, condiciones materiales y políticas a la oposición. Y, en segundo lugar, que no había doble militancia. Las inhabilidades para la Presidencia y Vicepresidencia están taxativamente consagradas en la Constitución. Dicen que es un régimen presidencial y se debe proteger esa condición de investidura. Eran esos dos argumentos los que defendimos todo el tiempo. 

(Para contexto: Ángela María Robledo regresará al Congreso por decisión del Consejo de Estado)

Sobre ese tema hay múltiples interpretaciones. El magistrado Carlos Enrique Moreno (que fue el ponente en la decisión de abril de 2019 que anuló su elección) dio la suya, por ejemplo, al caso de Marta Lucía Ramírez. A ella la acusaron de doble militancia y él le dio un fallo favorable y a mí me había dado uno diferente. Entonces, había preguntas respecto a mi caso. Esos fueron los argumentos de mis abogados, pero en el proceso aportaron muchos constitucionalistas del país que me ayudaron.

¿Por qué sintió que le vulneraron el debido proceso? ¿Qué falta? ¿El nuevo fallo podría ser objeto de una nueva tutela?

Entiendo que lo que debe hacer la Sala Quinta del Consejo de Estado es ajustar el fallo en términos de que la doble militancia hay que interpretarla en el marco de la condición institucional. El magistrado Carlos Enrique Moreno (quien proyectó la decisión que le anuló su elección) mantiene su interpretación que dice que no se puede aplicar en este caso sino a futuro, como ocurre con muchas sentencias del Consejo de Estado en las que hay vacíos de interpretación favorables y no favorables. Confío plenamente en que el caso está resuelto porque ahí está la magistrada Lucy Janeth Bermúdez (quien salvó su voto en la decisión de abril de 2019 que la sacó del Congreso). Su salvamento de voto tiene muchos de los argumentos que presentamos en este caso. 

Su curul es de la paz. ¿Qué pasó con su trabajo legislativo tras su salida del Congreso y cómo lo retomará?

He liderado públicamente la defensa de la paz. Hace ocho años revivimos con Iván Cepeda la Comisión de Paz de la Cámara, y esa tarea cuando dejé el Congreso la seguí haciendo. Ese trabajo ha sido una bandera muy grande no solo para la bancada de la oposición, sino para la bancada de la paz que busca proteger también el sistema de verdad, justicia, reparación y no repetición.

(Para más contexto: Consejo de Estado tumba la curul de Ángela María Robledo en la Cámara de Representantes)

De manera que lo que sigue es seguir trabajando en ello. Hubo momentos en el Congreso en que un voto fue decisivo en situaciones como las objeciones a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), entonces llega mi voto para aportar a esa tarea.

Ahora que vuelvo que anuncian, por ejemplo, la intención de presentar nuevamente un proyecto para reformar la JEP y crear una sala que juzgue especialmente a los militares, la reforma laboral y el tema de la presunta relación entre el presidente Iván Duque y el ‘Ñeñe’ Hernández. Lo que hicimos el tiempo que estuve en el Congreso fue intentar tapar los goles que quería meter el Gobierno.

¿Qué representa su regreso al Congreso para la democracia?

Esa curul representa la aspiración de 8 millones de personas que buscaban una alternativa en la política. Eso significa que yo voy a seguir trabajando por gestar esa gran alianza de las fuerzas alternativas democráticas. En segundo lugar, significa que el Congreso recupera la voz de una feminista, la voz de una mujer que siempre ha estado allí para exigir cerrar la brecha de la desigualdad, respecto a la garantía de los derechos de las mujeres. 

(Lea: El futuro de la Colombia Humana)

Además, estaré allí en mi curul para defender el Acuerdo de Paz tan debilitado por tantas muertes de líderes sociales, de excombatientes, con tantas ambivalencias de parte del Gobierno para aplicarlo. 

¿Cómo está su relación con la Colombia Humana? Usted tiene unas banderas feministas, entonces, ¿cómo hacer para alzarlas al interior de ese movimiento sin entrar en conflicto con ciertas posturas de algunos adeptos y cercanos él?

Creo que nosotros tenemos que trabajar una convergencia democrática más allá de la Colombia Humana. Por supuesto todo el país y Bogotá en particular, conoció la decisión que muchas mujeres tomamos de apoyar en su momento a Claudia López, hoy alcaldesa de la capital. Gustavo Petro apoyó el proceso electoral de Hollman Morris. Él tiene demandas y los jueces tomarán la decisión sobre ellas.  

Ahora, Morris no es de Colombia Humana, sino del Mais, pero él ha trabajado muy de cerca con Gustavo Petro. Entonces, yo entiendo que hay que ir mucho más allá y a lo que sí me comprometo es a que ese decálogo por las mujeres va a estar allí en esa gran convergencia de fuerzas alternativas por la que desde ya estamos trabajando. 

En ese sentido, ¿qué percepción tienen las mujeres que hacen parte del movimiento? Es decir, con el apoyo de Petro a Morris en las elecciones pasadas, luego la ruptura que pudo generar salida de María Mercedes Maldonado de Colombia Humana, y ahora la decisión del Consejo de Estado respecto a su curul, que es algo positivo para el movimiento. Con todo eso, ¿cuál es la postura de las mujeres dentro del movimiento?

Gustavo Petro y yo tenemos la sensatez de reconocer que debemos defender un proyecto democrático. En todos los partidos hay dificultades, rupturas. Nosotros todavía no somos partido, nos han negado esa etiqueta. Pero tenemos que mirar cómo reconfigurarnos como movimiento político. 

(Para complementar: Mujeres de la Colombia Humana citan a Gustavo Petro por contradicciones del partido)

Hay muchas mujeres que se fueron, otras que se quedaron. Pero bueno, muchas de las que dejaron Colombia Humana reconocen que este país necesita voces de mujeres en la política representativa. Yo creo que cuando el movimiento se reconfigure, el decálogo que mencioné debe estar presente. Pensar hoy en la democracia sin las mujeres, es imposible y yo creo que en esa agenda nos encontramos muchísimas mujeres. La invitación es a que sigamos trabajando juntas.

¿Y Petro qué dice sobre esa visión?

No me he reunido con él. Nos cruzamos unos mensajes hace unos días y vamos a reunirnos a conversar sobre todo esto. 

¿Qué lectura hace de lo que está pasando en el país con las interceptaciones del ‘Ñeñe’ Hernández? no solo sobre la campaña presidencial de Iván Duque, sino de la presunta cercanía entre él y las fuerzas militares. 

Un veneno para la democracia en Colombia ha sido el narcotráfico. Ha sido devastador. Las fuerzas militares deben darle explicaciones al país porque no solo están los audios, sino las imágenes que muestran que presuntamente el 'Ñeñe' utilizó aeronaves de la Fuerza Aérea Colombiana en favor de la campaña de Iván Duque. Todo eso se debe de aclarar. Lo que esto señala es la capacidad tan depredadora que tiene el narcotráfico de romper y tocar la institucionalidad hasta su corazón. 

(Conozca: Los hombres que habrían intercedido por el "Ñeñe" Hernández)

Por otro lado, hay que recordar que a Gustavo y a mí nos acusaron de incendiarios por las alertas que pusimos en la segunda vuelta presidencial de 2018. La historia nos está dando la razón: fraude hubo. ¿De qué alcance? hay que demostrarlo y no sé si esto vaya a obligar al presidente y la vicepresidenta a renunciar. 

¿Vuelve al Congreso el 16 de marzo? 

Aún no sé qué fecha exactamente. Primero me debo notificar y mirar qué trámites faltan según el fallo. Ya esperé casi un año...unos días más no importa. 

¿Cuál va a ser su foco en esta legislatura? 

En lo que he hecho siempre. Viene un nuevo embate para la paz. Como dije, al Congreso de la República a veces más que muchas iniciativas hay que llegar a tapar goles. Hay que estar alertas ante ese gol que le quieren meter a la JEP y a las víctimas. Así mismo con la reforma laboral. Habrá que llegar a tapar muchos goles y a trabajar de la mano con la bancada de la oposición. 

Y de mi lado seguiré trabajando por un proyecto que amo y es el Sistema Nacional de Cuidado y sobre el cual este Gobierno no ha adelantado nada. La mujer no puede seguir teniendo dos y tres jornadas iniciando desde las 3:00 de la mañana hasta las 11:00 de la noche. 

Comparte: