9 Oct 2021 - 4:00 p. m.

Al Volante de...

Zoe, el Renault eléctrico que rueda en Colombia libre de emisiones y pico y placa

Hoy, por lo menos en Colombia, el Renault que todos miran es un carro eléctrico, compacto y con carrocería “hatchback”.

En las siempre montañosas vías y carreteras colombianas ya rueda la nueva generación de Zoe, la avanzada eléctrica que Renault comercializa en el país desde hace poco más de tres años y que en 2021 se actualizó con una autonomía considerable y un diseño que —valga la trillada expresión— roba miradas.

Este compacto, al que le alcanzan un par de milímetros para superar los cuatro metros de largo (4.087 mm de longitud, 1.730 de ancho y 1.562 de alto), conjuga la mayoría de adjetivos y calificativos que la industria y sus seguidores han dedicado a los carros eléctricos durante años.

Más de Autos: Sonet, el SUV más barato (en precio) de Kia en Colombia.

Es silencioso, sin duda, porque funciona con un motor eléctrico (de 100 kW) que reparte la energía a las ruedas delanteras emitiendo un ligero y artificial sonido que termina al superar los 30 km/h, cuya función es alertar a peatones y otros agentes viales de su presencia.

Es reactivo —como cualquiera con sus tecnologías— porque, al tratarse de un eléctrico, basta con presionar levemente el pedal derecho para que, en el breve lapso que tarda la electricidad para enviar la señal de movimiento, el tren motriz entregue 135 caballos de poder y, no faltaba más, aquellos 245 Nm de torque con que fue concebida su mecánica.

Lea también: Los cinco nuevos carros que Mazda incluirá en su portafolio a partir de 2022.

Al volante hay sensaciones que difieren del primer contacto con el carro. Lo que a simple vista es un hatchback con aires de urbano y dimensiones afines a estas reducidas familias contemporáneas, se convierte en —y por segundos o, más bien, milésimas— uno de aquellos hot hatchback sinónimos de empujones, adrenalina y cabeceos.

Incluso —a diferencia de sus antecesores a combustión— con cuatro pasajeros tuvo el mismo desempeño y no flaqueó ni titubeó en adelantos y aceleraciones bruscas… parece increíble, pero Renault indica que su eléctrico supera las dos toneladas de peso total (2.045 kg). La dinámica es evidente. Por cierto, su autonomía es de 395 kilómetros.

Zoe reúne, agrupa y armoniza muchas de las bondades de los cero emisiones. Ahora bien —a título personal—, la conducción es su mejor cara. La suspensión no es la más suave, pero pocas veces sucumbe ante las comunes imperfecciones locales. No cabe duda de que su hábitat es la ciudad, aunque resulta agradable en las autopistas con rectas pronunciadas.

Interior ecológico y evidentemente compacto

Al señalar el interior del vehículo no sobra mencionar que cerca de 22,5 kilogramos pertenecen a piezas, fibras y textiles (tapicerías) fabricados con materiales reciclados, inclinando aún más el componente ecológico en el eléctrico estrella de Renault para Colombia.

Hay tela en el salpicadero y las puertas; plásticos rígidos se suman a su alrededor y otros —aún más huecos, duros y casi sonoros— aparecen en lugares como, por ejemplo, el mando de cambios, con funciones D/B (drive y otro B que pronuncia la regeneración de la batería al frenar o desacelerar) y N (neutro) y algún otro en las plazas traseras.

Autos en Colombia: Mazda CX-30: precio, diseño y desempeño lo convirtieron un hito en Colombia.

Ahora bien, la mayoría de materiales que componen el habitáculo demuestran un importante, sobresaliente y, sin duda, esmero que nos recuerda que su origen es francés y —no podía pasar por alto— el precio, que, a octubre de 2021, es de $133’490.000.

Las sillas delanteras ofrecen una sujeción sobresaliente y en la segunda fila dos pasajeros que no superen los 1,80 metros de altura se sentirán relativamente cómodos. El baúl y sus 398 litros parecen generosos, aunque allí se ubique un cable de carga cuya presencia es auditivamente evidente al tomar curvas o atravesar terrenos poco regulares.

Asistencias, seguridad y carga

En Zoe todo funciona por medio de pantallas e indicadores digitales. No hay ningún componente análogo y el radio se basa en una pantalla de siete pulgadas que da pie al sistema de infoentretenimiento con CarPlay, Android Auto y reconocimiento de voz.

Puede interesarle: ¿Cómo se desvaloriza un carro en Colombia?

Así mismo, el modelo incluye cuatro bolsas de aire, frenos ABS, asistencia de frenada de emergencia, control dinámico de trayectoria (ESC y ASR), repartidor electrónico de frenado (EBD), asistente de arranque en pendiente (HSA) y luces altas y bajas (AHL), entre otros.

Resaltan los faros frontales en LED, el freno de mano que se acciona con un botón, el sistema autohold (detiene el carro sin necesidad de mantener oprimido el freno al encontrar un semáforo en rojo) y los rines de aluminio de 16”.

Los tiempos de carga varían según la tecnología y el dispositivo que se use. En puntos de carga rápida (50 kW, en Colombia) es suficiente una hora y media para alcanzar un 100 % de batería. El tiempo cambia proporcionalmente inverso a la capacidad del cargador. En los domésticos, una noche puede bastar para saciar al componente de litio.

Más de Autos: En fotos: los 5 carros híbridos más vendidos en Colombia.

Urbano, eléctrico y sin restricciones de movilidad. Zoe es ese carro divertido, fácil de estacionar y conducir, que tantas soluciones presta en ciudades como Bogotá y Medellín. La alternativa cero emisiones para el conductor vanguardista de espíritu joven, familia pequeña y bolsillo amplio o bueno, por lo menos, superior a los $130 millones.

Comparte: