27 Feb 2021 - 10:53 p. m.

No hay pruebas de que un policía hiriera a Gareth Sella: Policía de Bogotá

El comandante de la Policía de Bogotá dijo que no tiene nada que esconder, y que si identifica alguna irregularidad en la actuación del Esmad relacionada al caso del joven productor audiovisual tomarán decisiones drásticas. En entrevista con El Espectador, Escudos Azules dijo que fue un uniformado quien disparó a Sella.
En Bogotá se organizó una velatón para manifestar rechazo a los abusos policiales.
En Bogotá se organizó una velatón para manifestar rechazo a los abusos policiales.

Bogotá experimentó tres días de protestas esta semana. El pasado miércoles, el realizador audiovisual Gareth Sella, quien también hace parte del movimiento Escudos Azules, recibió una herida en su ojo, la cual ocasionó la pérdida del 90 % de la visión del mismo.

Le puede interesar: Gareth Steven no estaba cometiendo actos violentos: Escudos Azules

Lo ocurrido sigue siendo materia de investigación. Hasta el momento se conocen dos versiones de lo que pudo haber pasado. La primera sugiere que Zella recibió el golpe de una piedra, pues las explicaciones que ha dado la Policía es que en ese momento los manifestantes estaban lanzando estos objetos. No obstante, el mismo afectado ha desestimado esta posibilidad, diciendo que hubiera deseado recibir tal impacto, pues este habría sido menor y su visión no habría estado tan comprometida.

En entrevista con El Espectador, Simona, quien es miembro de la organización de Escudos Azules (movimiento que asume la primera línea en las protestas para proteger la misma), aseguró que fue un uniformado quien disparó en contra de Zella, al parecer, con una marcadora.

Le sugerimos leer: “Fui víctima de la brutalidad policial”: Gareth Sella

“Hay testigos que vieron cuando él se voltea, se levanta las gafas (porque las tenía empañadas) y un agente del Esmad le dispara”, dijo. Sobre el cambio de ropas que hizo Zella, el cual quedó registrado en la grabación de un establecimiento comercial, Simona explicó que es normal que él, y todos quienes hacen parte de Escudos Azules, oculten su identidad con máscaras y overoles, pues dicho movimiento sufre de hostigamientos y persecución, y temen que puedan ser perfilados en las manifestaciones.

En las últimas horas, el comandante de la Policía de Bogotá, mayor general Óscar Antonio Gómez, se refirió sobre lo ocurrido el pasado miércoles 24 de febrero.

“El Puesto de Mando Unificado (PMU), en el que se toman las decisiones sobre la intervención del Esmad, siempre cuenta con el acompañamiento de las autoridades Distritales. El señor secretario de Seguridad, Hugo Acero, estuvo presente como testigo y partícipe de las determinaciones que allí se tomaron. La marcha, que salió desde la Universidad Pedagógica hacia el centro de la ciudad, derivó en actos vandálicos contra una entidad financiera, una estación de Transmilenio y algunos articulados del sistema de transporte masivo”, dijo.

Le puede interesar: Gareth Steven se cambió de ropa tras resultar herido en las protestas en Bogotá, dice la Policía

El comandante además explicó que en la calle 23 con carrera Séptima se presentó un ataque contra miembros de la fuerza disponible, los cuales significaron afectaciones a una funcionaria de la Personería de Bogotá y dos funcionarios de la Secretaría de Gobierno. Explica que estos acontecimientos fueron los que generaron la decisión de la intervención del Esmad.

“Sobre la situación del Joven Gareth Sella, por el momento no hay ninguna prueba que demuestre que la lesión ocasionada en su ojo izquierdo fue producto de un artefacto lanzado por miembros de la Policía. Es necesario que se respete el debido proceso. Lo que está claro es que esta persona cambió su atuendo inicial, lo cual no implica señalarlo o estigmatizarlo, simplemente estamos dando cuenta de lo ocurrido”, añadió.

Gómez asegura que la Policía no esconde nada, y que si es necesario tomar decisiones drásticas por comportamientos irregulares, se tomarán.

Comparte: