Publicidad
23 May 2022 - 10:09 p. m.

Las generaciones perdidas I: los futbolistas errantes que no fueron al Mundial

Después de Chile 1962, Colombia tardó 28 años en volver a una Copa del Mundo. Una ausencia que definió, por su propio peso, parte importante de la identidad de nuestro fútbol. Primer capítulo de una nueva entrega del especial: ¿A qué jugamos?
Fernando Camilo Garzón

Fernando Camilo Garzón

Periodista de Deportes
Willington Ortiz, considerado por muchos el mejor jugador colombiano de todos los tiempos, fue el líder natural de la generación de futbolistas que no llegaron a los mundiales. // Archivo El Espectador
Willington Ortiz, considerado por muchos el mejor jugador colombiano de todos los tiempos, fue el líder natural de la generación de futbolistas que no llegaron a los mundiales. // Archivo El Espectador
Foto: El Espectador

Colombia no tenía historia en el fútbol hasta 1990. Por lo menos, ante los ojos del mundo, que solo había visto a la selección nacional en el Mundial de Chile en 1962 y desde entonces desconocía de nuestra existencia en el panorama global. Decía hace poco Francisco Maturana, cuando Atlético Nacional lo convocó para recordar a Freddy Rincón, que un día le preguntó a Arrigo Sacchi hasta dónde creía que llegaría Colombia en el Mundial de Italia 90. Respondió que con pasar de primera ronda debía conformarse. Eso ya era demasiado premio. ¿A quiénes habían visto nuestros jugadores en un Mundial? “Ustedes no tienen historia. Ustedes van a ser la historia”, le dijo el italiano a Pacho.

El estratega, icónico en AC Milan, tenía razón, pero en parte. Colombia sí tenía historia, aunque el mundo no la conocía. Fueron tres décadas de futbolistas hábiles, de leyendas que son considerados, incluso hoy, para los que los vieron, como los mejores jugadores que ha dado esta tierra. Fueron tiempos de pequeñas revoluciones. Años de escuelas, ideas y entrenadores que pasaron y dejaron huella. El estilo se cocinó a fuego lento y estalló en los 90. Nuestra historia, no obstante, navegó ausente por el peso que representó no ir a los mundiales. 28 años en los que Colombia no estuvo en el mapa. Nuestra primera “generación perdida”.

Síguenos en Google Noticias