Publicidad
19 Feb 2022 - 2:00 a. m.

Roberto Gil de Mares, un vendedor de historias

En su nueva novela, “Cuando se acerca la noche”, el escritor bogotano se nutre de los accidentes aéreos de los vuelos MH370 de Malaysia Airlines y el HK367 en las selvas colombianas para narrar una historia que repasa el contexto político y social del final del siglo pasado.
En 2021, Roberto Gil de Mares ganó el Premio Internacional de Literatura Rubén Darío por su libro más reciente: "Cuando se acerca la noche". / Archivo particular
En 2021, Roberto Gil de Mares ganó el Premio Internacional de Literatura Rubén Darío por su libro más reciente: "Cuando se acerca la noche". / Archivo particular
Foto: Lucca Cano - Lucca Cano

Antes de dedicarse a la literatura el nombre de Roberto Gil de Mares está asociado a la compra y venta de películas.

Claro, hace cuarenta años vendo películas porque fui gerente de Cenpro Televisión, por lo que me dediqué a comprar películas y series en los mercados de televisión para emitirlas en Colombia. Cuando me di cuenta de la necesidad que, en ese entonces, tenían las programadoras de tener material me dediqué a viajar y buscar contenido para comprar y vender largometrajes, programas infantiles, documentales. En cuarenta años he vendido de todo y todavía sigo vendiendo.

(Lea también: Kiko Villamizar y la universalidad de la gaita)

Ahora está lanzando “Cuando se acerca la noche”, por la que ganó en 2021 el Premio Rubén Darío. ¿Qué nos puede adelantar de esta novela?

Este libro se basa en la desaparición del vuelo MH370 de Malaysia Airlines, cuando cubría la ruta Kuala Lumpur-Beijing en la madrugada del 8 de marzo de 2014, para narrar una historia que lleva al lector hacia otra desaparición, medio siglo atrás, la del vuelo HK367 cuando cubría la ruta Tío Barbas-Villavicencio, en las selvas del Vaupés colombiano. En Cuando se acerca la noche todos los eventos políticos internacionales son reales y la ficción muy poquita.

¿Qué relación tiene esta novela con su vida familiar?

El HK367 era el avión que piloteaba mi papá que se perdió en el Vaupés y no lo hemos encontrado en estos 57 años. Mi papá era piloto y volaba todos los días de Neiva a San Vicente del Caguán y de ahí se iba para distintos sitios de los Llanos y la selva; cuando sufrió el accidente venía del Mitú por una pista sobre el Vaupés y se perdió en vías que en el libro detallo.

(Además: Jaime Andrés García y cómo regular los pensamientos)

“Cuando se acerca la noche” es muy internacional, pero el contexto histórico colombiano se desarrolla en parte en el Valle del Cauca. ¿Por qué?

En mis épocas de juventud estudié en la Universidad Javeriana y fui amigo y compañero de muchos caleños. En esos años de universidad yo era de los movimientos estudiantiles, aunque sigo siendo muy de derecha, tenía amigos de izquierda, algunos de los cuales, entre el 65 y el 70, se fueron para la guerrilla. Esa fue una época revolucionaria muy grande en Colombia, acababa de subir Fidel Castro en Cuba, en la madrugada del 31 de diciembre del 58 al 59. La Revolución cubana y el socialismo eran muy fuertes, por lo que muchos estudiantes sentían deseos de irse a la guerrilla, al monte, a luchar por la justicia.

Si los personajes del libro están inspirados en personas cercanas, ¿los nombres son reales?

La protagonista del libro se llama Aura Lucía y sí, está inspirada en una mujer que conocí hace muchos años; pero de su vida real solo tomé el nombre, no sus acciones. Hace cincuenta años que no nos vemos, pero a veces la leo y cuando empecé la novela estaba buscando un nombre muy vallecaucano, porque los protagonistas son de allí, y como me gustaba el nombre Aura Lucía, así nombré a la protagonista.

(También: Manuel Riaño, en la construcción de ciudades inteligentes)

A usted le gusta fusionar la historia con la ficción, y escribir cuentos, novelas, crónicas…

En mis novelas la realidad es una piedra donde ubico una historia ficcionada. Las tres novelas son eso, la crisis del Lehman Brothers sucedió, la muerte de Raúl Reyes sucedió, la muerte de Alfonso Cano y de Tiro Fijo. Ahora estoy trabajando en dos proyectos, uno de ellos es un libro de crónicas de vida, quiero hacer algo distinto, no quiero hacer una crónica tipo tour, sino algo distinto.

¿Qué quisiera transmitirle a quien lo lee? ¿Con qué quisiera que esa persona se quedara?

Como en las series de televisión, quiero que mis lectores se enganchen hasta el final. Esto lo digo con el contexto que me ha dado que durante cuatro décadas me he dedicado a comprar películas y series en los mercados de televisión para emitirlas en Colombia. Ver tanto contenido audiovisual me ayudó a entender un poco sobre lo que le gusta a la gente, y por eso quiero que el lector esté enganchado desde la primera hasta la última página.

(Le puede interesar: “El Banquete del Emperador”: la obra de Ai Weiwei llega a Bogotá)

¿Qué le gusta leer?

Yo soy buen lector, me gustan los best sellers, los libros chéveres, todos los que hablan sobre el futuro de la raza humana. Ahora mismo estoy leyendo El infinito en un junco, donde la escritora Irene Vallejo cuenta cómo los egipcios descubrieron el papel al lograr secar los pergaminos. Narra la historia de la escritura desde los pergaminos hasta la imprenta y cómo los hombres empezaron a escribir. Leo mucha literatura para aprender cómo es que los grandes escriben.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.