Publicidad
7 Jun 2022 - 9:29 p. m.

Triunfó la Alcaldía: cupo de endeudamiento fue aprobado en el Concejo de Bogotá

La administración distrital pidió, a principios de mayo, una ampliación del cupo en $5,8 billones para la construcción de colegios, ampliar los cupos universitarios, generación de empleo y la segunda línea del Metro, entre otros proyectos. Así fue la votación —con una victoria aplastante del sí— para que hoy sea una realidad.
El cupo de endeudamiento funciona como una tarjeta de crédito: un recurso disponible para compras inmediatas y pago a cuotas.
El cupo de endeudamiento funciona como una tarjeta de crédito: un recurso disponible para compras inmediatas y pago a cuotas.
Foto: Mauricio Alvarado / El... - Mauricio Alvarado

La administración de Claudia López se salió con la suya y logró, este martes, que el Concejo de Bogotá aprobara la ampliación del cupo de endeudamiento de la ciudad en $5,8 billones. Esta cifra representa que los recursos prestados para financiar obras de infraestructura, movilidad y educación serán de $11,7 billones.

En la plenaria del Concejo, en donde este lunes el concejal Manuel Sarmiento (Dignidad) presentó ponencia positiva con modificaciones —como sacar el Metro, el Acueducto y el Transmilenio por la séptima—, la votación terminó apoyando la ponencia que aprobaba el cupo completo, con un resultado de 30 apoyos y 10 rechazos para que pasara a sanción de la alcaldesa.

En contexto: Claudia López busca $5,8 billones más de endeudamiento. ¿Qué piensa el Concejo?

Así fue la votación del cupo por partidos

Antes de iniciar la votación, se conoció que el partido Cambio Radical sancionó al concejal César García Vargas por haber apoyado, en la Comisión de Hacienda del Concejo, la ampliación del cupo de endeudamiento en primer debate y, por lo tanto, se quedará sin voz y voto hasta que termine su periodo como cabildante, aunque tendrá cinco días para apelar la decisión.

Esta situación causó una discusión en la plenaria que tardó unos minutos el debate y la votación del proyecto, pues el concejal Carlos Carrillo (Polo Democrático) señaló que esta situación generaba inconveniente en la aprobación, pues García presentó ponencia positiva en la Comisión de Hacienda. Sin embargo, el tema fue zanjado, entre otros, por el presidente de la corporación, Samir Abisambra, quien aseguró que “esa es una discusión entre el partido y el concejal César García, ahí nada tenemos que ver nosotros. Mi obligación como presidente es notificarlo y el trámite debe seguir su curso”.

Una vez continúo el debate se dio lo que se esperaba: paradójicamente, aunque paisaje en esta administración, este proyecto de acuerdo para ampliar el cupo fue respaldado por la aplanadora de la administración que tiene sus más fieles y fuertes bases en las bancadas que, sobre el papel, son, supuestamente, independientes a Claudia López.

La votación al cupo se realizó en bloque (artículo por artículo), por lo cual se aprobaron, en primer lugar, el título del proyecto y las atribuciones. Posteriormente, se votaron los artículos del primero al cuarto, los cuales fueron aprobados con 30 a favor y 10 en contra. Luego, el artículo 5 fue aprobado con 31 apoyos y 9 rechazos, al igual que los artículos 6, 7, 8 y 9. El artículo 10 también fue aprobado con 30 votos a favor y 10 en contra. Por último, la vigencia del cupo fue aprobado por la misma votación.

En la bancada independiente (en la que están los partidos Liberal, Nuevo Liberalismo, Conservador, Colombia Justa Libres, Mira y La U), todos votaron sí al cupo como lo presentó el Distrito, con excepción de Juan Baena del Nuevo Liberalismo; por su parte, la oposición (integrada por los partidos Cambio Radical, Centro Democrático, Polo Democrático y Colombia Humana) tuvo una votación más reñida, pues 8 lo hicieron positivamente y 4 negaron el apoyo a la Alcaldía.

Lea: Relación Alcaldía-Concejo: ¿ahora por los caminos del clientelismo?

Por los lados de la bancada de gobierno (integrada por la Alianza Verde, partido de Claudia López, y Dignidad, cuyo único integrante es el concejal Manuel Sarmiento), se mantuvo la tendencia con la mayoría de proyectos que presenta la administración: se dividieron en “ovejas descarriadas” y en “perros fieles”. La disidencia del Verde —Diego Cancino, Martín Rivera, Diego Laserna, Luis Carlos Leal y Lucía Bastidas— y Sarmiento votaron negativo, mientras que los otros siete cabildantes verdes respaldaron la ampliación del cupo.

Partido/VotaciónNoAbstención
Centro Democrático32
Cambio Radical32
Polo Democrático21
Colombia Humana22
Alianza Verde75
Dignidad010
Partido Liberal7
Nuevo Liberalismo11
Partido Conservador20
Colombia Justa Libres20
Mira10
Partido de la U10

¿Para qué se destinarán los recursos aprobados?

A fin de cuentas, el llamado del secretario de Hacienda, Juan Mauricio Ramírez, al Concejo surtió el efecto que la Alcaldía esperaba. “Mi mensaje al Concejo es que podríamos esperar a que la próxima administración plantee la construcción de esos 25 colegios o la de ampliar en 56 mil becas para educación superior y presentarlos en el plan de desarrollo de la que fuera la próxima administración. ¿Por qué no lo hacemos de una vez?”, dijo el secretario el pasado 3 de mayo en entrevista con El Espectador.

Le puede interesar: Claudia López, cupo de endeudamiento y movidas políticas en Bogotá.

Y es que esos recursos de más serán destinados a la inversión en la construcción de colegios públicos, la ampliación de los cupos universitarios con el programa “Jóvenes a la U”, la generación de empleo, la financiación de la segunda línea del Metro de Bogotá e impulsar el Sistema Distrital Recreativo y del Cuidado.

En cuanto al sector educación, según el Distrito, se usarán para financiar la construcción de 25 colegios (con 23.895 cupos escolares), con una inversión de $1,08 billones; para garantizar 56 mil becas de educación superior (técnica y tecnológica) para jóvenes y mujeres, con $1,4 billones de inversión.

LocalidadNúmero de colegios proyectados
Engativá6
Bosa5
Suba4
Rafael Uribe Uribe2
San Cristóbal2
Usaquén1
Fontibón1
Ciudad Bolívar2
Los Mártires1
Usme1
La Candelaria1

Lea también: Concejo aprobó en primer debate el cupo global de endeudamiento por $ 11,7 billones.

En cuanto a las obras de infraestructura, esos recursos también se destinarán para financiar la segunda línea del Metro, con $2,81 billones, en su tramo en las localidades Suba y Engativá (noroccidente de Bogotá); para construir el Cable Aéreo de San Cristóbal, invirtiendo $0,3 billones y, para la localidad de Kennedy y Bosa, la construcción del Centro Deportivo de Alto Rendimiento Gibraltar, al que se le destinarán $0,24 billones.

Así mismo, la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá tendrá $2,8 billones para la construcción de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales Canoas —PTAR Canoas—.

Lea: Cuatro concejales de Bogotá serán investigados por apoyo a cupo de endeudamiento.

Los reparos a la ampliación del cupo

A pesar del apoyo parcial que el Centro Democrático le dio a la administración en su cruzada por aprobar el cupo de endeudamiento (pues la concejala Diana Diago votó negativamente), cabildantes de ese partido mostraron sus peros al proyecto. Como el concejal Humberto Amín, quien aseguró el lunes en su intervención que “lo único que esperamos es que la administración pueda cumplir y no porque seamos oposición, sino porque la alcaldesa ha demostrado que es mala ejecutora; pero los bogotanos sí se merecen que les cumplan, más allá de si apoyamos o no a Claudia López. Ojalá cumplan y en un año no tenga que decir que no cumplieron, pero de mi parte seguirán teniendo las herramientas”.

Por otra parte, el concejal Diego Laserna (Alianza Verde) aseguró que “el lío de eso es que decirles que sí implica dejar a la ciudad con la olla raspada los siguientes ocho años, sin poder usar la deuda para reaccionar a una coyuntura o para que las siguientes administraciones inviertan en los proyectos importantes que tendrá la ciudad en esos momentos”.

No obstante, otro de los reparos que tuvo la petición de ampliar el cupo de endeudamiento fue es trasfondo político detrás de este, pues varios cabildantes y analistas políticos señalaron que, de esta manera, la alcaldesa López busca, sobre la hora, dejar una huella de su administración en Bogotá por la cual sea recordada y que, en sus aspiraciones futuras en política electoral, poder “cobrar”.

Le puede interesar: “Son inversiones que justifican endeudarse”, secretario de Hacienda sobre cupo de endeudamiento.

Como lo dijo el concejal Carlos Carrillo (Polo), “es una clara jugada política, en cuatro años seguro tendrá gente diciendo que están en cuatro o quinto semestre de la carrera universitaria que soñaron gracias a Claudia López. Y ella dirá: ‘Yo gestioné, yo sí di resultados’”.

Tras ser aprobado el cupo de endeudamiento, el secretario de Gobierno, Felipe Jiménez, agradeció al cabildo distrital “por permitirle a los bogotanos poder tener su línea subterránea a Suba y Engativá, porque 25 mil jóvenes se van a beneficiar de los 25 colegios nuevos restituidos que con estos recursos vamos a poder hacer”.

Lo concreto, es que Claudia López logró su cometido y ahora tendrá más herramientas, al menos en cuanto a chequera, para que la “Bogotá Cuidadora” pase más allá del eslogan de una Alcaldía a un legado en la capital que se mantenga en el tiempo. Y, luego, con el toro corrido y el periódico del lunes, saber si la cruzada de la alcaldesa fue suficiente para su haber como administradora y ejecutora, así como para los logros que querrá mostrar en el futuro, que no se hayan quedado en simples cuentas alegres.

Para conocer más noticias de la capital y Cundinamarca, visite la sección Bogotá de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias