Paz y Memoria

31 Dec 2021 - 7:23 p. m.

Un brindis por la paz y otras cosas que nos dejó el 2021

La directora editorial de Colombia+20 hace un recorrido por los hechos que marcaron la paz y el conflicto armado en el país durante 2021. Desde las movilizaciones del Paro Nacional hasta el brindis del expresidente Santos con el excomandante de las Farc Rodrigo Londoño, al cumplirse cinco años de la firma del pacto de paz. Esto fue lo que nos dejó 2021.
Gloria Castrillón Pulido

Gloria Castrillón Pulido

Directora Editorial de Colombia 2020
El expresidente Juan Manuel Santos y el excomandante de las Farc Rodrigo Londoño se reunieron el 24 de noviembre de 2021 en la Casa de la Paz (Bogotá) para tener una conversación llena de anécdotas, confesiones mutuas y proyecciones del Acuerdo, en la que hubo espacio para hablar con emprendedores de paz y compartir una cerveza. / Gloria Castrillón
El expresidente Juan Manuel Santos y el excomandante de las Farc Rodrigo Londoño se reunieron el 24 de noviembre de 2021 en la Casa de la Paz (Bogotá) para tener una conversación llena de anécdotas, confesiones mutuas y proyecciones del Acuerdo, en la que hubo espacio para hablar con emprendedores de paz y compartir una cerveza. / Gloria Castrillón
Foto: Gloria Castrillón

Esta es época de balance del año que se va y de buenos deseos para el que viene, así que resulta oportuno ver cómo quedamos al final de 2021 en ese propósito de construir la paz y en los esfuerzos por superar el conflicto que nos agobia. Pero para entrar en ese balance, les propongo un brindis por la paz. Un brindis que nos permita tomar las lecciones que nos deja este 2021 y tomar aliento con la esperanza que nos trae el 2022. Un brindis que emule el que hicieron el expresidente Juan Manuel Santos y el exjefe máximo de las Farc, Rodrigo Londoño, con ocasión de los cinco años de la firma del Acuerdo Final.

Esa conmemoración a la que nos unimos con un gran especial en el que mostramos un panorama de la implementación de lo acordado que va más allá de las cifras y de los balances de analistas y centros de pensamiento y que se alimenta con reportajes construidos con las voces de los liderazgos sociales desde los territorios.

Este aniversario nos dejó reflexiones profundas como la que hizo el general Óscar Naranjo en esta entrevista sobre la necesidad de unir al país, justo en época electoral para buscar la reconciliación que no se ha logrado en estos cinco años. Acompañamos también las celebraciones que se hicieron ese 24 de noviembre, no solo en la JEP, en la que el presidente de la Comisión de la Verdad, Francisco de Roux, nos llamó a hablar de paz sin tapujos y sin cálculos electorales. También nos conmovimos en la Plaza de Bolívar donde el país conoció el talento de los hijos de la paz que conformaron este coro, que cantó especialmente en este aniversario. Y lo hizo frente a una feria de productos donde excombatientes mostraron algunos de los frutos de su proceso de reincorporación frente a embajadores y al Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, quien terminó uniendo al presidente Iván Duque a esa gran celebración por un Acuerdo de Paz que nunca le convenció.

La otra gran noticia del año en la que pudimos aportar con nuestra mirada propia fue el Paro Nacional. En este gran especial se hizo un seguimiento minuto a minuto de lo acontecido en Cali durante el 28 de mayo. Después de analizar 50.961 datos recopilados en Twitter y de hablar con 15 testigos, se corroboró que la cifra de muertos ese día fue, por lo menos, de doce y no de tres, como informaron las autoridades. En esta crónica contamos detalles de la detención (¿ilegal?) y tortura que sufrió Alvaro Herrera, el artista que salió en un video grabado por la policía supuestamente admitiendo que era un vándalo.

Entre otros contenidos sobre ese tema, también les recomiendo esta denuncia en la que se revela un audio que da cuenta de una reunión privada entre empresarios y políticos de Pereira, en la que se habló de decretar la conmoción interior y presionar a la prensa a través de la pauta para que cambiara su narrativa sobre las manifestaciones. Levantó ampolla y obligó a muchos a replantearse la forma como estaban asumiendo la protesta social. Y no puede quedar por fuera este reportaje sobre todas las irregularidades que cometieron las autoridades en el asesinato del joven activista Lucas Villa. Todo está aun por aclarar.

No fue fácil hacer un listado corto de las noticias más importantes del año sobre la paz y la guerra en este país, pero aquí hay algunas de las que marcaron el rumbo del conflicto en los territorios. Empiezo con este asesinato de una comisión que buscaba la restitución de tierras en el Meta, que conmovió porque involucró a los reclamantes y a funcionarios que querían cumplir con su trabajo. En esta esta crónica detallamos cómo las denuncias no fueron atendidas.

Pero ese fue apenas uno de los síntomas de lo que significó el fortalecimiento de las disidencias de las Farc que reportamos aquí, como también denunciamos el poder que conservan los grupos herederos del paramilitarismo, que no ha flaqueado ni con la captura de su máximo jefe, tal como lo contamos en esta entrevista y en esta denuncia provenientes de las comunidades y organizaciones de derechos humanos del Bajo Cauca antioqueño.

Un capítulo doloroso que tuvimos que reseñar fue el de la tragedia que viven cientos de líderes y lideresas sociales ante los ataques, las amenazas y la estigmatización que deben soportar a diario. En esta nota, por ejemplo, se hizo el recuento triste de al menos 44 personas asesinadas mientras se hundía el Acuerdo de Escazú en el Congreso, entre el 20 de julio de 2020 y el 30 de abril de 2021. En el listado hay autoridades y guardias indígenas, ambientalistas y promotores de la sustitución de cultivos de coca.

Este reportaje desnudó la realidad de los reclamantes de tierras en la finca La Europa en Ovejas. Sucre. Solo entre el 20 de septiembre y el 3 de octubre de este año, los campesinos recibieron cinco visitas de hombres armados identificados como integrantes de las Agc, quienes les advirtieron que se tomarán el predio. En este especial mostramos el recorrido que hicimos por cinco de las zonas más afectadas por el conflicto para mostrar la realidad que afrontan los liderazgos que se atreven a aspirar a una de las curules de paz. La conclusión es clara: en Colombia, defender la paz es una labor de alto riesgo.

¿Qué decir sobre la paz? Que este año, gracias a la Comisión de la Verdad, a la Jurisdicción Especial para la Paz y a la Unidad de Búsqueda de Desaparecidos, fuimos testigos de las contribuciones de responsables de delitos de todos los bandos, de dirigentes políticos y de las víctimas. El Sistema Integral para la Paz, con fallas y demoras, nos ha mostrado los réditos que deja el Acuerdo de Paz.

Sin pretender abarcarlo todo, les propongo estos reportes: el perfil y la entrevista de la comisionada Lucía González tras el encuentro que tuvo la Comisión de la Verdad con el expresidente Álvaro Uribe y que muestra lo complejo que resulta confrontar a los dirigentes políticos sobre su relación con el conflicto armado.

En la comisión también vimos otros reconocimientos como este de tres exintegrantes del Ejército vinculados en casos de ‘falsos positivos’ en Casanare. El mayor (r) Gustavo Soto Bracamonte, quien comandó el Gaula militar en ese departamento entre 2006 y 2007, pidió perdón por las más de 70 víctimas que produjo esta unidad. En esta crónica contamos detalles del reconocimiento y el pedido de perdón que hicieron exmiembros de las Farc sobre el asesinato de un sacerdote en el Magdalena Medio.

En la JEP también se produjeron decisiones importantes como las imputaciones por secuestro y otros delitos asociados a exintegrantes de las Farc, y por falsos positivos a miembros de la Fuerza Pública. La magistrada de Catalina Díaz tuvo que salir a defender esta última decisión señalando que los 6.402 casos de ‘falsos positivos’ no eran un invento y conocían los nombres y las historias de vida de cada víctima. También fue importante este anuncio de la jurisdicción sobre la apertura de casos sombrilla para investigar violencia sexual, desplazamiento forzado y desaparición forzada.

Y sobre este último fenómeno tuvimos varios reportes también. Solo algunos para no olvidar: esta estremecedora crónica, sobre cómo exguerrilleros de Farc ayudan a familiares de dos víctimas de secuestro y desaparición forzada a encontrar a sus seres queridos apoyados por las instituciones y organizaciones no gubernamentales. Una búsqueda con resultados, como lo reseñamos en este anuncio sobre el posible hallazgo del cuerpo de una de estas víctimas. Y el especial que detalla la ubicación de posibles víctimas de este delito en los esteros de Buenaventura. Información entregada por los familiares de las víctimas y organizaciones defensoras de derechos humanos y que empujó esta decisión de la JEP de emitir medidas cautelares sobre esos lugares, como lo contamos aquí.

Y como despedir este año sin recordarles apenas algunas de las noticias alentadoras y esperanzadoras que les contamos en 2021: La primera película hecha y protagonizada por excombatientes de las Farc, el primer disco que grabaron hijos de excombatientes y de la comunidad de Icononzo y el matrimonio de Jorge, el hijo del Mono Jojoy, con una periodista uribista, un relato que nos deja la idea de que el amor puede ser más fuerte que las luchas ideológicas.

Síguenos en Google Noticias