Colombiano desarrolla tecnología capaz de interpretar emociones en tiempo real

Muestra de su trabajo es un programa que dice cómo se encuentra de ánimo Donald Trump cada vez que publica un trino. Lo anterior haciendo uso de datos interpretados por una Inteligencia Artificial.

Cortesía MDS Digital

 

President Of The United States (POTUS) es el nombre del desarrollo tecnológico que interpreta las emociones de Donald Trump y lo muestra, mediante una caricatura, alegre, temeroso o malhumorado, entre otras emociones. 

 
 

Sebastián Urquijo es el colombiano detrás de este proyecto y actualmente trabaja como líder en inteligencia artificial para la compañía MDS Digital. En su entrevista con El Espectador, explicó que el propósito detrás de este desarrollo es demostrar que la Inteligencia Artificial es más que Netflix, Spotify y Waze, y que los costos de su implementación no tienen por qué ser necesariamente elevados.

Le puede interesar: Nuevo estudio revela que la inteligencia artificial podría predecir la muerte prematura

Urquijo explica lo que en esencia es la Inteligencia Artificial: una tecnología que aprovecha los datos que le son suministrados para tomar decisiones de manera autónoma. 

Es así como POTUS toma los  trinos publicados por Donald Trump y, mediante un reconocimiento de palabras, identifica si la emoción detrás de la publicación es de odio, alegría, furia, tristeza… 

El último trino que muestra POTUS es de hace 13 días y en él el presidente norteamericano aseguró: “La casa de brujas de Muller está completamente terminada”, haciendo referencia, probablemente, a la investigación que adelanta el fiscal Robert Muller sobre los presuntos lazos que tiene con Rusia. Aquí la cara de Trump demuestra enojo. 

Si la anterior interpretación del trino es acertada, la emoción que debería tener el presidente debería ser de alegría, aunque el enojo o disgusto también podría ser válido teniendo en cuenta que este escenario le generó indignación. 

Le sugerimos leer: Inteligencia artificial logra superar a poetas modernos en escribir poemas horribles

Es interesante que para un trabajo como estos, la Inteligencia Artificial debe tener en cuenta una serie de variables que van más allá de analizar palabras, también es necesario tener en cuenta otros elementos como el contexto en el que son dichas las oraciones, por lo que desempeñar una labor como la que realiza POTUS no es para nada sencilla. 

Urquijo busca ‘evangelizar’ a las compañías colombianas con ejemplos sencillos como estos para que esta tecnología pase a ser parte de su transformación digital. Parte de su trabajo ha consistido en explicar que para una correcta aplicación de la Inteligencia Artificial es necesario tener una mente abierta y estar dispuestos al cambio, ya que lo más probable es que estas herramientas comiencen a sugerir cambios que pueden llegar a ser completamente revolucionarios para la organización. 

En segundo lugar invita a que se cree una conciencia de que la Inteligencia Artificial no es una barita mágica que al agitarse hace ‘milagros’, sí, su potencial puede ser significativo, pero depende de un combustible para su funcionamiento y esto son los datos.

“Los datos son anonimizados, no nos interesa conocer quién es la persona sino su comportamiento”, asegura el profesional al asegurar que las grandes bases de datos le permite a las organizaciones conocer mejor a sus clientes y anticiparse a las necesidades que estos pueden llegar a tener en el futuro.

Con una inteligencia artificial alimentada con una base de datos robusta, explica, un almacén podría saber cuándo uno de sus clientes necesita comprar nuevamente crema dental y generar una oferta que lo invite a adquirir este producto en uno de sus establecimientos. 

“Es así como una campaña publicitaria podría pasar de ser una sola para 2.000 personas, a ser casi que 2.000 campañas diferentes basándose en los intereses de cada uno”, concluye Urquijo.