Diario de una soltera: ¿con o sin éxito?

Hay quienes creen que no pueden existir mujeres solteras exitosas ni tampoco hombres solteros exitosos, pues el éxito se mide si lo tienes TODO, de lo contrario, eres un fracasado.

Diario de una soltera: ¿con o sin éxito?
Foto: iStock.

Hace poco, en un programa de televisión, con el que me topé mientras ‘canaleaba’, escuché que hablaban de mujeres solteras exitosas. Uno de los presentadores, entonces invitaba a los televidentes a ver la nota. Allí sacaban un listado de mujeres, que tenían en común el ser bellas, famosas, con dinero y éxito, pero solas. Tan pronto terminó el informe, otro presentador decía que para él era una contradicción calificar a esas mujeres como exitosas, que era igual que cuando una revista u otro medio de comunicación se referían a los famosos, como solteros cotizados, pues si en verdad lo fueran, no estarían solos.

Lo que dijo, me incomodó porque, si bien en ese momento no lo supe, tiempo después me llegó clara la idea de que vivimos en un mundo donde si no lo tienes todo, hay algo mal en ti. Es decir, puedes ser un empresario o un abogado respetado, pero si eres feo, no eres exitoso. Puedes ser la gerente de un emporio, pero si estás sola, tampoco se te puede considerar exitosa. Puedes ganar todas las medallas de oro, pero si no logras ser una ‘celebrity’, tener millones de seguidores y más encima alguien que te ame, tus triunfos valen poco.

Las vidas promedio, que son los de la mayoría, no solo están lejos de entrar en un privilegiado listado, es que no existen. Y así sucesivamente, asistimos todos los días a una ensoñación del éxito, donde quienes exhiben sus vidas realizadas y ‘plenas’ se convierten en lo que hay que alcanzar. Nadie pilla que venden lo que se ve, lo que se muestra, y que cuando exhibes demasiado tu ‘felicidad’ contenida en posesiones, viajes, trofeos, fiestas por doquier, hablas de tu superficie, no de tu profundidad.

Hace un año aproximadamente, Paul Dolan, un profesor de la London School of Economics, defendió en un libro la tesis de que el grupo de población más sano y feliz era el de las mujeres solteras y sin hijos. Las críticas llovieron a cántaros. Las estadísticas de lo que él dijo, fueron refutadas, pero el profesor lo que hizo después, una y otra vez, en cada entrevista que le hacían, era hacernos ver que vivimos en un mundo en el que “no nos podemos creer que la gente que vive desemparejada pueda ser más feliz que la que sí lo está”…"Nos cuesta aceptar que haya gente que sea feliz de una manera tan diferente, de lo que nos hace feliz a la mayoría”.

La sensación de que algo está mal es que debes encajar en lo que el mundo cree te hace feliz. Entonces uno encuentra, por un lado, solteras y solteros, con un halo de superioridad, explicándole a ‘ese mundo’ que están solos por decisión, que son autosuficientes, que la pasan de maravilla, que son hipermegaplays, y por otro, solteros y solteras que se sienten culpables por no seguir lo que se les dicta. No hay necesidad. La felicidad no es lo que la mayoría de gente piensa. ¿No será más bien, como lo dijo perfectamente el profesor Dolan, que cuando juzgamos con tanta dureza, es por qué queremos ser como los otros?

Te recomendamos leer:

Diario de una soltera: Ellos sí son sexys

Diario de una soltera: los besos de mi perro

Diario de una soltera: no seré feliz, pero ¡qué carajo!, tengo marido

Diario de una soltera: lo que extraño del amor

Diario de una soltera: ¿Me quedé o lo decidí?

Diario de una soltera: "tú lo tienes que atraer"

Diario de una soltera: ser la protagonista

Diario de una soltera: tengo una vida esperándome

Diario de una soltera: ¿Y si uno se casa para ser feliz?

Diario de una soltera: ¿cómo perder la cordura y fracasar en el intento?

Diario de una soltera: ¿por qué te importa mi dinero?

Diario de una soltera: ¿mesa para dos?

Diario de una soltera: …y a ellos no los bajan de gays y malos polvos

884816

2019-10-07T15:32:45-05:00

article

2019-10-07T16:57:24-05:00

[email protected]

cromos

Luz Martínez

Estilo de Vida

Diario de una soltera: ¿con o sin éxito?

42

5826

5868